Saltar al contenido principal

Las nuevas tecnologías presentan muchas oportunidades y retos para el sector de aviación

La aviación siempre ha sido un sector en el que se ha utilizado mucho la tecnología, pero ahora su uso se está extendiendo más allá de las aeronaves y de las torres de control.

Se están analizando muchas tecnologías en la industria: la creación de aeronaves híbridas, aeronaves supersónicas asequibles y drones entre otros. Varias compañías de todo el mundo lo están probando, todas ellas interesadas en beneficiarse tanto como puedan de la prevista duplicación del número de aeronaves y del gran aumento de la cantidad de pasajeros.

El aumento previsto incrementaría la presión en la infraestructura y en los servicios, que es la razón por la que muchos aeropuertos se están renovando o se están ampliando. Con el método que se utiliza actualmente para operar los aviones, se necesitarán más pilotos y tripulantes de cabina para afrontar al aumento de la demanda cuando, de hecho, ya escasean los/as pilotos. Una solución posible que las líneas aéreas persiguen es la creación de cabinas de mando de un solo piloto. En cualquier caso, las tecnologías se consideran parte de la solución a los problemas que genera el rápido crecimiento.

Control de tráfico aéreo

El cambio a torres de control remotas permite que estas estén ubicadas lejos del aeropuerto, y dependiendo de la tecnología utilizada, permite la gestión simultánea de varios aeropuertos. Se podría decir que los ahorros son importantes. Según algunas fuentes las ‘torres de control remotas’ son entre un 30% y un 40% más baratas que las torres instaladas en el aeropuerto y la cifra de aeropuertos que están adoptando torres de control remotas aumenta gradualmente.

En los aeropuertos más pequeños, el control remoto del  tráfico aéreo permite que un solo controlador aéreo supervise varios aeropuertos o pistas a la vez. En Noruega, por ejemplo, las torres de control remotas gestionan 15 aeropuertos con poco tráfico, y está previsto que se haga en otros 17 más.

Las torres de control remotas y la seguridad dependerán de las condiciones laborales de los controladores y de todo el personal de tráfico aéreo, así como de cuánto se intensificará su trabajo a causa de las nuevas condiciones. La exposición a pantallas de 360 grados, con múltiples expositores de datos, y teniendo que controlar múltiples aeropuertos simultáneamente sin el correspondiente análisis del impacto en los niveles de fatiga y estrés, plantean preocupación tanto sobre la seguridad como sobre la mano de obra, lo que subraya la necesidad de tener en cuenta el impacto sobre los trabajadores/as y de garantizar que la tecnología les ayuda en lugar de sustituirlos.

Gestión del equipaje

El previsto crecimiento del sector también supone que habrá más equipaje a gestionar, por lo que los aeropuertos están considerando utilizar la tecnología para poder hacerlo. Existe una tendencia creciente a adoptar las tecnologías inspirada en los almacenes: los kilómetros de cintas transportadoras que mueven el equipaje por las terminales, así como la construcción de zonas centrales de almacenamiento, en las que grúas y brazos robotizados cargan carros o contenedores para trasladarlos a las aeronaves. Ya existen instalaciones robotizadas como estas en Amsterdam Schipol, Seoul Incheon y London Heathrow.

La carga de carros y contenedores es uno de los aspectos que requiere de más intensa mano de obra en el proceso de gestión de equipaje, y se estima que la solución de utilizar robots reducirá un 60% la necesidad de mano de obra.

Esto no tiene en cuenta la mano de obra necesaria para mantener las cintas transportadoras en movimiento y las grúas robotizadas en funcionamiento y para ocuparse de los problemas del sistema. No existe razón alguna por la que los encargados de los equipajes no puedan volver a ser formados para hacer este trabajo, como ha sucedido en algunos almacenes.

Crecimiento del sector de líneas aéreas

El crecimiento de las líneas aéreas supone que habrá que limpiar más aeronaves. Actualmente, los aviones se limpian en profundidad unas 4 veces al año, dependiendo del tipo de aeronave. Se trata de un proceso intensivo en mano de obra para el que algunos aeropuertos necesitan 20 personas trabajando entre 8 y 10 horas para limpiar en profundidad un avión grande. Se están introduciendo nuevos ‘robots de limpieza’ en todo el mundo; notables son los ejemplos de Alemania, Catar, India y Canadá. Estos robots de limpieza funcionan por un control remoto que dirige un operador desde abajo. No obstante, afirman que ellos lo hacen mejor y en menos tiempo: tardan unas 4 horas en limpiar a fondo una aeronave grande.

Mantenimiento

La conexión y comunicación entre el equipo, las herramientas y los componentes permiten cambiar el programa regular de mantenimiento de los motores y de los armazones de los aviones a un programa basado en la necesidad que exista. Las piezas del motor que necesitan mantenimiento o recambio se pueden identificar individualmente, lo que reduce la necesidad de mantenimiento. Esto significa que el mantenimiento se puede realizar con más rapidez y que las líneas aéreas requieren de menos mecánicos. No obstante, el aumento en el sector podría mitigar este impacto.

Tecnología automatizada de vuelo/drones

Aunque la tecnología de drones está evolucionando con rapidez, especialmente en el ámbito militar, no es probable que los drones se conviertan en algo habitual en el transporte de pasajeros en un futuro cercano. Esto es debido a la baja aceptación por parte de los pasajeros y a las barreras normativas. Al mismo tiempo, la escasez de pilotos y un aumento de la demanda podría ocasionar que los robots se conviertan en algo normal junto con pilotos humanos. No obstante, existe la posibilidad de que los operadores aéreos de carga puedan comenzar a utilizar drones en zonas remotas a modo de prueba. Hemos visto que compañías de distribución como Amazon utilizan tecnologías para cargas pequeñas.

Tecnología de monitorización

La tecnología de monitorización como vídeos y micrófonos, así como el uso de tecnologías para imponer una cierta intensidad de trabajo, está comenzando a cambiar el entorno laboral de la mayoría de los trabajadores/as de la aviación. Las tripulaciones de cabina de algunas líneas aéreas se comparan unas con otras en lo que se refiere a ventas.

Ya sea usted encargado/a del equipaje, guarda de seguridad, mecánico, dependiente/a o piloto, es probable que la tendencia a utilizar supervisión externa para conseguir una mayor ‘transparencia’ de todos los procesos laborales del sector suponga un cambio cualitativo en su vida laboral; los sindicatos tienen que centrarse en esto.

¿Qué datos pueden recopilar estas tecnologías? ¿Cómo se pueden utilizar? ¿Qué ritmo de trabajo están imponiendo, y es razonable? Estas y otras preguntas necesitan respuesta y pronto.

 

Publicar un nuevo comentario

Restricted HTML

  • Allowed HTML tags: <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Lines and paragraphs break automatically.