Saltar al contenido principal

La ITF celebra que vuelvan a aplicarse las normas internacionales para la gente de mar

23 Nov 2020

La Federación Internacional de los Trabajadores del Transporte (ITF) recibió con agrado el anuncio de esta semana de la Autoridad Australiana de Seguridad Marítima (AMSA) en el que informó que pondrá fin a las exenciones temporales otorgadas a los buques que tienen tripulantes a bordo con más de 11 meses de servicio, el plazo máximo estipulado por el Convenio sobre el Trabajo Marítimo (MLC) de la Organización Internacional del Trabajo.

El coordinador de las Secciones de Gente de Mar y de Navegación Interior de la ITF, Fabrizio Barcellona, dijo que dado que el mundo había estado lidiando con la pandemia de COVID-19 durante más de ocho meses, los organismos reguladores y la industria necesitaban volver a respetar los derechos y el bienestar de la gente de mar. 

“Resulta inaceptable continuar ignorando la crisis humanitaria resultante de la imposibilidad de realizar los cambios de tripulación y negándole a la gente de mar su derecho a volver a casa, recibir atención médica adecuada o ser relevada cuando está agotada a bordo de los navíos. No deberíamos, y no podemos, tolerar que se produzcan situaciones como la del Vega Dream, en la que la AMSA autorizó la salida del buque de aguas australianas a pesar de tener tripulantes contagiados a bordo que debían recibir atención médica urgentemente”. 

“Las autoridades de control del Estado rector del puerto deben volver a cumplir sus funciones y respetar los derechos de la gente de mar”, dijo Barcellona.

“Recibimos con beneplácito la decisión de la AMSA de terminar con las exenciones otorgadas a las navieras respecto del cumplimiento de la normativa internacional que estipula un máximo de 11 meses de permanencia a bordo para la tripulación. Pero esto es solo el comienzo de la acción que necesitamos de parte de los Estados rectores de puerto para resolver la crisis del cambio de tripulaciones y fijar expectativas claras para la industria mundial del transporte marítimo”.

“Si bien resulta decepcionante que estas exenciones innecesarias se mantengan durante otros tres meses, vemos con buenos ojos el reconocimiento por parte de las autoridades de control del Estado rector del puerto de que ‘no es sostenible” mantener medidas como estas, que perjudican el bienestar de la gente de mar y violan sus derechos”.

Barcellona dijo que Australia necesita coordinar mejor su política de personal marítimo entre los organismos federales y los Gobiernos estaduales mediante la introducción de ‘corredores exprés’ para trasladar a la gente de mar de forma segura y eficiente entre los aeropuertos y los barcos.  Lo mismo se aplica a muchos otros Gobiernos”, añadió.

“Después de ocho meses de crisis en torno al cambio de tripulaciones, los Gobiernos deben abordar los problemas fundamentales que causan que los buques terminen con tripulaciones excedidas en los plazos iniciales de sus contratos: las restricciones fronterizas, las normas de cuarentena imposibles de cumplir y la falta de vuelos internacionales”.    

“Apreciamos que los Gobiernos se comuniquen con nosotros y con otros actores de la industria para trabajar en colaboración a fin de ayudar a resolver la crisis del cambio de tripulaciones. Soluciones hay, pero los Gobiernos deben adoptarlas”, concluyó Barcellona.

 

END

 

Notas a los editores:

Noticias recientes sobre cambios de tripulación en Asia-Pacífico:

  • La ITF critica a la AMSA por autorizar la salida de buques carboneros de sus puertos con destino a China a pesar de que sus tripulantes llevaban más de 12 meses de servicio a bordo.  Ahora los marinos quedaron atrapados en medio de un impasse diplomático.
  • Sindicatos y empleadores colaboran en un proyecto dirigido a garantizar que la gente de mar filipina esté “libre de COVID-19”

Contacto de prensa:        Rory McCourt           media@itf.org.uk      +44 7 711 356 964