Saltar al contenido principal

Los Gobiernos deben resolver el impasse del Jag Anand y el Anastasia y repatriar a los marinos

20 Nov 2020

La Federación Internacional de los Trabajadores del Transporte (ITF) insta a los Gobiernos de China, la India y Australia a que colaboren y pongan fin de inmediato al impasse en torno al atraque de estos buques carboneros en puertos chinos, dado que algunos de los marinos llevan embarcados más de 20 meses.

Los buques Jag Anand (IMO 9463308) y Anastasia (IMO 9625970) no han podido atracar desde junio y agosto de este año, respectivamente.

Abdulgani Y. Serang, secretario general de la Unión Nacional de Gente de Mar de la India, vicepresidente del Comité de la Sección de Gente de Mar de la ITF por la región de Asia-Pacífico y miembro del Comité Ejecutivo de la ITF, señaló que, en los últimos meses, su sindicato y la ITF han planteado el tema en reiteradas ocasiones ante la empresa y por los canales oficiales a través de la Organización Marítima Internacional.

“Estamos ante una inminente crisis humanitaria a bordo; toda la tripulación está agotada y requiere asistencia urgente. Todos están mental y físicamente exhaustos por llevar tanto tiempo embarcados”, indicó Serang.

“Sería muy preocupante que el motivo por el que las autoridades chinas se niegan a permitir que las embarcaciones atraquen en sus puertos sea que transportan carbón proveniente de Australia. Es como si un repartidor inocente se viera en medio de una pelea entre dos vecinos.

“La naviera está haciendo todo lo posible para poder descargar el carbón; han ofrecido alquilar un avión para realizar el cambio de tripulación. El Gobierno indio también está intentando ayudar a resolver la situación y llevar a los tripulantes a casa, pero las negociaciones continúan estancadas.

“Hemos sugerido que, de no ser posible relevar a la tripulación, por lo menos se permita descargar el producto de forma que el barco pueda seguir su curso y proceder a retirar de servicio a la tripulación en el siguiente puerto más conveniente. Hay incluso países vecinos que se han ofrecido a comprar el carbón y ayudar a solucionar el tema.

“Nos sorprende que haya resistencia a los esfuerzos que se están haciendo para llevar al buque a otro país o a otro puerto chino. Sea cual sea el motivo de este estancamiento, pedimos a los Gobiernos que dejen de lado sus conflictos y se concentren en brindar apoyo a estos marinos para que puedan volver a sus hogares y ser relevados por una tripulación nueva”, añadió Abdulgani Y. Serang.

El coordinador de las Secciones de Gente de Mar y Navegación Interior de la ITF, Fabrizio Barcellona, señaló que la grave situación en la que se encuentran los 23 marinos a bordo del Jag Anand y los 18 a bordo del Anastasia pone de relieve la importancia de que los Gobiernos actúen para resolver la crisis del cambio de tripulaciones antes de llegar a casos extremos como este.

“La tripulación del Jag Anand llevaba ya 15 meses a bordo del buque cuando recogió el carbón en Australia. El plazo máximo internacional de servicio en altamar es de 11 meses. Las autoridades australianas no deberían haber permitido navegar a los buques hasta que se hubiera reemplazado y repatriado a esos tripulantes”, dijo Barcellona.

“Todos los Gobiernos —ya sean Estados de abanderamiento, Estados rectores de puerto o países de origen de los tripulantes— deben redoblar sus esfuerzos para facilitar los cambios de tripulación que necesitan estos trabajadores exhaustos. Las restricciones gubernamentales y la falta de coordinación entre distintos organismos públicos continúan siendo los principales obstáculos para relevar a la tripulación.

“Los ministros no deberían esperar a llegar a un conflicto geopolítico para darse cuenta de que tienen una importante crisis humanitaria en sus costas. Es inaceptable que haya tripulaciones con plazos de servicio excedidos en cualquier parte del mundo, situación que puede conducir a un desastre humano y medioambiental”, concluyó Barcellona.

En octubre, la ITF y la Cámara Naviera Internacional calcularon que en ese momento había más de 400.000 marinos atrapados a bordo de cargueros de todas partes del mundo que seguían trabajando con contratos ya vencidos. Se cree que, por fin, esta cifra podría estar disminuyendo lentamente, a medida que los empleadores se ven obligados a realizar cambios de tripulación costosos.

 

Notas para los redactores:

Hay 23 marinos a bordo del Jag Anand: 15 han completado ya 16 meses de servicio continuo, mientras que los ocho restantes han cumplido 13 meses. Algunos llevan ya casi 20 meses de servicio a bordo.

Abdulgani Y. Serang es también:

  • secretario general y tesorero de la Unión Nacional de Gente de Mar de la India;
  • vicepresidente de la Sección de Gente de Mar de la ITF por la región de Asia‑Pacífico;
  • vicepresidente regional de Asia-Pacífico de la ITF.

 

Contacto de prensa:                media@itf.org.uk