Saltar al contenido principal

La ITF acoge con beneplácito el fallo que hace justicia a las víctimas palestinas de un “crimen de odio”

21 Sep 2020

Un tribunal israelí ha condenado al homicida de un bebé palestino y sus padres a tres penas de reclusión perpetua en un fallo en el que califica los asesinatos como actos “cuidadosamente planeados y guiados por una ideología extremista y el racismo”.

En julio de 2015, el hogar de la familia Dawabsheh en Cisjordania fue blanco de un incendio intencional provocado por un extremista israelí. Amiram Ben-Uliel lanzó una bomba incendiaria a través de una ventana mientras la familia dormía, lo que causó la muerte de tres de sus integrantes y dejó a un cuarto con quemaduras graves.

Ese mismo año, durante una misión sindical a Israel y Palestina, el presidente de la ITF, Paddy Crumlin, y el secretario general, Stephen Cotton, visitaron a los familiares de las víctimas y se sumaron a los reclamos internacionales de justicia. Ben-Uliel fue imputado por homicidio en enero de 2016.

Shaher Saad, secretario general de la Federación General Palestina de Sindicatos del Transporte (PGFTU, por sus siglas en inglés) expresó su satisfacción por el veredicto y el apoyo de la ITF durante los últimos cinco años. “Esta sentencia es resultado de la condena del hecho por parte de la comunidad internacional, incluida la ITF. El fallo es satisfactorio, y espero que el responsable nunca sea liberado, como ha sucedido en otros casos similares”.

Paddy Crumlin declaró: “Este es un pequeño acto de justicia en una tierra de grandes injusticias. Como aprendimos durante nuestra misión a Israel y Palestina en 2015, la gente común de Cisjordania se ve sometida constantemente a situaciones de acoso y agresión por parte de los ocupantes israelíes y, en los casos más extremos, son víctimas de violencia y muerte. Este fallo no traerá de vuelta a la familia Dawabsheh, pero es una señal de que estos delitos no permanecerán impunes”.

Por su parte, Stephen Cotton señaló: “Hace cinco años, la ITF pidió que se hiciera justicia en el caso de la familia Dawabsheh. Estamos orgullosos de haber apoyado al PGFTU y a todos nuestros amigos y compañeros palestinos a lo largo de esta larga lucha. Y no nos detendremos hasta que tanto los palestinos como los israelíes logren tener justicia en su vida cotidiana”.