Saltar al contenido principal

Un paso más en la “roo-volución” de los riders

17 Oct 2019

Hace poco, la ITF publicó la noticia sobre el acuerdo histórico firmado por los repartidores de comida de Noruega; ahora le ha llegado el turno a Francia, donde la Confederación General del Trabajo (CGT) está intensificando la presión sobre Deliveroo, la empresa de reparto de comida.

Jérémy Wick, uno de los repartidores de Deliveroo, recorrió en bicicleta 960 km hasta llegar a la sede central de la compañía en Londres. Por el camino recogió 66.000 firmas para una petición de apoyo a su campaña por los derechos fundamentales de los trabajadores y las trabajadoras.

Sin embargo, cuando intentó entregar la petición en las oficinas de Deliveroo, en el este de Londres, le denegaron la entrada. Un grupo de activistas de la ITF se le unió en Londres.

Wick lleva dos años trabajando para Deliveroo, pero se vio obligado a pasar a la acción cuando la empresa le redujo a la mitad su salario mínimo, con lo que a duras penas logra sobrevivir.

Su petición reivindica:

  • la reintroducción de una tarifa mínima fija y digna por viaje;
  • el restablecimiento de las primas;
  • la posibilidad de visualizar la distancia real antes de aceptar un reparto; y
  • el reconocimiento de un organismo representante de los repartidores con poder de negociación real.

Wick presentó primero sus quejas a los gerentes de Deliveroo en Burdeos. Estos le dijeron que se dirigiera a los gerentes de París, pero allí le mandaron a la sede central de Londres.

Wick, que trabaja unas 50 horas a la semana y recorre en bici más de 2.900 millas al mes, declaró a Left Foot Forward: “Queremos enviar un mensaje a los riders de Deliveroo en todo el mundo: ninguno está solo, todos estamos unidos y vamos a luchar juntos. Sudamos juntos, así que ahora tenemos que luchar juntos para conseguir más impacto”.

Greg Howard, repartidor de Deliveroo con sede en Londres y activista del sindicato británico de trabajadores independientes, Independent Workers of Great Britain, acompañó a Wick a la sede de Deliveroo: “Deliveroo engaña a sus trabajadores en todos los países donde opera. No duda en pagarles por debajo del mínimo legal e ignora todas nuestras reivindicaciones de un salario y condiciones decentes.

“La decisión de los altos cargos de no comunicarse con estos repartidores muestra su flagrante desprecio por los derechos de los trabajadores y las trabajadoras y sus vergonzosas, arcaicas, falsas prácticas laborales.

“Pero, cada vez más, desde Burdeos hasta Nottingham, los riders se están uniendo para luchar contra estas condiciones laborales de explotación”.

El equipo de la Juventud Trabajadora del Transporte de la ITF encabeza las actividades para ayudar a organizarse al personal que trabaja para las plataformas de microtareas, con el objetivo de obtener un trato equitativo, respeto y los derechos fundamentales que se merecen.

Publicar un nuevo comentario

Restricted HTML

  • Allowed HTML tags: <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Lines and paragraphs break automatically.