Saltar al contenido principal

La OMS y la OIT establecen un grupo de acción conjunta con organizaciones mundiales del transporte para proteger los derechos de los trabajadores y facilitar el funcionamiento de las cadenas de suministro

15 Dec 2021
Nota de prensa

 

  • La Organización Mundial de la Salud y la Organización Internacional del Trabajo acaban de establecer un grupo de acción conjunta para garantizar la aplicación de los protocolos destinados a proteger a las trabajadoras y los trabajadores del transporte del COVID-19.
  • Se mantuvieron conversaciones de crisis como respuesta a la apresurada reimposición unilateral de restricciones de viaje por parte de varios países tras la aparición de la variante ómicron.
  • Está previsto instituir un certificado similar a la “tarjeta amarilla” como prueba de vacunación contra el COVID- 19 para el personal del transporte internacional.
  • El Comité Ejecutivo del secretario general de la ONU estudiará en enero nuevas soluciones para garantizar la libertad de circulación de los trabajadores y las trabajadoras del transporte. 

        

Lunes 13 de diciembre de 2021 | Ginebra (Suiza), Londres (Reino Unido), Nueva York, (Estados Unidos):

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Ghebreyesus, y el director general de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Guy Ryder, han confirmado el establecimiento “con carácter urgente” de un grupo de acción conjunta con las principales organizaciones del sector del transporte para garantizar la libre circulación de los trabajadores y las trabajadoras del transporte internacional.

El compromiso se alcanzó después de que se reunieran la semana pasada con Ghebreyesus y Ryder organizaciones y sindicatos representantes de empresas y trabajadores del transporte por carretera, aéreo y marítimo, que advirtieron sobre las repercusiones que podrían tener para el personal del transporte —y para las ya frágiles cadenas de suministro mundiales— las restricciones de viaje reinstauradas tras la aparición de la variante ómicron.

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), la Cámara Naviera Internacional (ICS), la Unión Internacional de Transporte por Carretera (IRU) y la Federación Internacional de los Trabajadores del Transporte (ITF) apremiaron a los ministerios de salud de los Gobiernos a que coordinen sus medidas y eviten restringir los desplazamientos de los trabajadores y las trabajadoras del transporte.

Ghebreyesus afirmó durante la reunión que el grupo de acción conjunta empezará a funcionar esta misma semana y mantendrá reuniones periódicas con la IATA, la ICS, la ITF y la IRU. Hizo hincapié en otros ámbitos de interés, como la modificación de la “tarjeta amarilla” —un certificado internacional de vacunación emitido por la OMS— para que puedan utilizarla los trabajadores y las trabajadoras del transporte como prueba de vacunación.

El grupo de acción conjunta velará por la aplicación de los protocolos de viaje desarrollados por el sector para proteger los derechos de los trabajadores y las trabajadoras del transporte. La OMS y la OIT también confirmaron que el Comité Ejecutivo del secretario general de la ONU analizará en enero de 2022 nuevas soluciones a las cuestiones planteadas por las organizaciones del transporte.

Las organizaciones del transporte, que representan un volumen de comercio mundial de más de 20 billones de dólares anuales y a 65 millones de trabajadores y trabajadoras del transporte en las cadenas de suministro mundiales, habían ya advertido que las decisiones impulsivas adoptadas por los Gobiernos —que se apresuraron a reimponer restricciones de viaje al personal del transporte como respuesta a la aparición de la variante ómicron— podrían paralizar las cadenas de suministro y retrasar la recuperación económica mundial.

Desde que la OMS designara la ómicron como una “variante preocupante”, al menos 56 países han respondido reintroduciendo restricciones de viaje. Las organizaciones del sector del transporte expresaron su frustración por el caso omiso que están haciendo los Gobiernos de las medidas claras para garantizar la circulación libre y segura de los trabajadores del transporte que ya transmitieron en septiembre a los líderes mundiales. Como señalaron las organizaciones, la aparición de la cepa ómicron aumenta más si cabe la importancia de priorizar la vacunación del personal del transporte, por lo que la OMS debería alentar a los países a adoptar los sobradamente acreditados protocolos de viaje y salud para marinos y conductores profesionales que cuentan con su respaldo.

Guy Ryder, director general de la OIT, declaró: “Los sectores del transporte de todo el mundo y sus trabajadores y trabajadoras se enfrentan incesantemente a presiones y dificultades descomunales derivadas de la pandemia de COVID-19. Por lo tanto, me complace que hayamos establecido un grupo de acción conjunta que examinará las repercusiones de la pandemia de COVID-19 para estos trabajadores y alentará a los Gobiernos a aplicar los protocolos y normas acordados internacionalmente”.

Tedros Ghebreyesus, director general de la OMS, afirmó: “La pandemia de COVID-19 sigue siendo una emergencia de salud pública de interés internacional que continúa afectando negativamente a la salud humana en todo el mundo, además de al comercio y los viajes internacionales. Revisten crucial importancia la protección de la salud de los trabajadores del transporte transfronterizo y el mantenimiento de los desplazamientos de las misiones de emergencia y humanitarias, el personal esencial, las repatriaciones y el transporte de carga de suministros esenciales”.

Guy Platten, secretario general de la ICS, comentó: “Si los Gobiernos quieren una temporada de vacaciones que se asemeje a lo normal, deberán proteger urgentemente la salud y la seguridad de los trabajadores y las trabajadoras transfronterizos. Resulta muy preocupante la reaparición en muchos países de las drásticas restricciones de viaje impuestas el año pasado, sobre todo cuando hay millones de trabajadores del transporte que llevan casi dos años haciendo enormes sacrificios sin recibir apenas reconocimiento. Es muy prometedor el liderazgo que la OMS y la OIT han asumido para proteger los derechos de los trabajadores y las trabajadoras del transporte internacional, y esperamos colaborar estrechamente con ellas en las próximas semanas y meses”.

Stephen Cotton, secretario general de la ITF, declaró: “Al entrar en el periodo de Navidades, temporada alta para los trabajadores y trabajadoras del transporte, es fundamental que trabajemos colectivamente para aliviar la tensión en nuestras cadenas de suministro mundiales. No podemos permitir que los Gobiernos, como estamos viendo en Australia, culpen al personal del transporte por las interrupciones derivadas de una crisis sanitaria mundial. Lo que hace falta es liderazgo, en lugar de proteccionismo o politiqueo. Agradecemos a la OMS y a la OIT su compromiso de colaborar con nosotros e instamos a todos los Gobiernos a dar prioridad a la vacunación de los trabajadores y las trabajadoras del transporte y permitir su circulación libre y segura. Si realmente queremos romper el ciclo de confinamientos y prohibiciones de viaje, los Gobiernos deberán, además, eliminar inmediatamente el bloqueo a la exención del Acuerdo sobre los ADPIC, entre otras barreras a la producción universal de vacunas, algo imprescindible para poner fin a esta crisis”.

 

El secretario general de la ITF, Stephen Cotton | (Foto: ITF)

Umberto de Pretto, secretario general de la IRU, observó: “Por fin vemos luz al final del túnel. Aunque millones de conductores de camiones y autocares que prestan servicios esenciales de transporte internacional siguen sufriendo restricciones descoordinadas y a menudo desacertadas impuestas a causa del COVID-19, resulta alentador el apoyo positivo de la OMS y la OIT para trabajar con nosotros y presionar a los Gobiernos para que se coordinen adecuadamente, sigan los protocolos y traten mejor a los trabajadores y las trabajadoras del transporte”.

Willie Walsh, director general de la IATA, afirmó: “Dadas las dificultades que persisten en las cadenas de suministro mundiales, es fundamental que las respuestas de los Gobiernos a la variante ómicron no pongan aún más en peligro la conectividad mundial que tanto tiempo ha costado reconstruir. Acogemos con satisfacción este compromiso de la OMS y la OIT de trabajar para garantizar la libertad de circulación del personal del transporte internacional”.

Las organizaciones presentes en las conversaciones de crisis mantenidas hoy también reclamaron que los trabajadores y las trabajadoras del transporte tengan acceso a asistencia sanitaria de urgencia y que se priorice su vacunación contra el COVID-19 en la lista aprobada por la OMS. Asimismo, pidieron que se armonicen los protocolos internacionales que afectan a los trabajadores transfronterizos, como los relativos a los certificados de vacunación o los resultados de las pruebas de detección del COVID-19. Subrayaron la necesidad de que los Gobiernos aumenten el suministro de vacunas a nivel mundial por todos los medios a su alcance, a fin de acelerar la recuperación de las industrias del transporte.

 

FIN

 

Acerca de la ITF

La Federación Internacional de los Trabajadores del Transporte (ITF) es una federación democrática, encabezada por sus organizaciones sindicales afiliadas, reconocida como la principal autoridad mundial en materia de transporte. Luchamos fervientemente para mejorar la vida laboral, conectando a sindicatos de 147 países para garantizar los derechos, la igualdad y la justicia de sus miembros. Somos la voz de casi 20 millones de trabajadores y trabajadoras que mantienen el mundo en movimiento.

Contacto de prensa

+44 (0)7 770 728 229 | media@itf.org.uk