Saltar al contenido principal

La Autoridad Australiana de Seguridad Marítima vuelve a dejar en la estacada a la gente de mar del país

30 Jul 2019
Nota de prensa
El regulador de la seguridad marítima australiana, blanco de críticas por excluir a los representantes de los trabajadores y las trabajadoras.

La Autoridad Australiana de Seguridad Marítima (AMSA) ha sido acusada de actuar por motivaciones políticas e ideológicas cuando decidió excluir a los representantes de los trabajadores y las trabajadoras de un foro destinado a aumentar el número de mujeres que trabajan en la industria marítima.

El evento, que se celebró ayer en el Museo Marítimo Nacional de Australia, en Darling Harbour, contó con una presentación inaugural a cargo del secretario general de la Organización Marítima Internacional (OMI), Kitack Lim, además de presentaciones a cargo de burócratas y empleadores, pero los representantes de los trabajadores y las trabajadoras brillaron por su ausencia.

La Federación Internacional de los Trabajadores del Transporte (ITF) afirma que el enfoque de AMSA está completamente desfasado, ya que los esfuerzos por impulsar la participación femenina en el sector marítimo mundial se han basado en un modelo tripartito, que congrega a representantes de trabajadores, empleadores y Gobiernos.

La coordinadora marítima de la ITF, Jacqueline Smith, expresidenta del Sindicato Noruego de Gente de Mar, afirma que AMSA no ha estado a la altura de los esfuerzos internacionales encaminados a incrementar el número de mujeres que trabajan en las industrias marítimas.

“Este año, representantes de Gobiernos, empleadores y sindicatos de más de 40 países se reunieron en Ginebra para identificar un plan con el que derribar las barreras que frenan el reclutamiento y la retención de las mujeres marinas”, dijo Smith.

“Hay un consenso mundial en que la cooperación tripartita constituye la columna vertebral necesaria para impulsar con éxito este importante cambio en la industria marítima.

“En lugar de apoyar estos productivos esfuerzos, el regulador australiano de la seguridad marítima parece haber optado por una posición contraproducente y profundamente ideológica, que excluye activamente a los representantes de la gente de mar.

“Se estima que solo el 2 % de la gente de mar del mundo son mujeres, una realidad que nunca cambiará sin la participación activa de los trabajadores del sector.

“Es increíble que un evento que pretende fomentar la presencia de las mujeres en la profesión marítima pueda tener lugar sin incluir a las organizaciones que representan a estas mujeres”, concluyó.

El presidente de la ITF, Paddy Crumlin, añadió que también la OMI estará preocupada cuando descubra la exclusión de los representantes de los trabajadores y las trabajadoras de este evento.

“Ninguna organización ha defendido el aumento de la contratación, la retención y la promoción de mujeres en la profesión marítima con más ahínco que el movimiento sindical internacional, pero AMSA parece estar más interesada en hacer avanzar la agenda política de Canberra que en impulsar el cambio real en la industria”, añadió Crumlin.

“Estamos ante una decisión profundamente política de una organización que se supone que debería ser un regulador independiente, pero que, en cambio, solo trata de impulsar la agenda antisindical del Gobierno de coalición.

“Tal vez la razón de nuestra exclusión haya sido que AMSA sabe que haríamos hincapié en cuál es la manera más efectiva de conseguir que más mujeres australianas trabajen en la industria marítima: haciendo que el Gobierno federal deje de otorgar licencias temporales a los buques de bandera de conveniencia extranjeros que están realizando el trabajo de los marinos australianos.

“Esta decisión de anteponer la agenda política e ideológica a las mejores prácticas internacionales y a la buena gobernanza avergüenza al secretario general de la OMI, que según tenemos entendido también solicitó la intervención de un representante de los trabajadores.

“La decisión de no dar a todos los interlocutores sociales la misma oportunidad de participar contraviene todos los convenios de la OMI y es una muestra más del ninguneo de AMSA hacia las consultas tripartitas durante los años que lleva bajo el Gobierno de coalición de Australia, que ha conseguido que se ponga en cuestión la independencia de AMSA”.

Contacto para más información: Luke Menzies | +61 (0) 433 889 844 | menzies_luke@itf.org.uk

Publicar un nuevo comentario

Restricted HTML

  • Allowed HTML tags: <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Lines and paragraphs break automatically.