Saltar al contenido principal

El plan de regularización de migrantes es positivo, pero hay que subsanar importantes anomalías antes de ponerlo en marcha para evitar exclusiones injustas

07 Dec 2021

En respuesta al anuncio realizado hoy por la ministra de Justicia de Irlanda, Helen McEntee, sobre las condiciones del plan para los 17 000 trabajadores indocumentados que se calcula existen en el país, Michael O’Brien, responsable de campañas del sector de la pesca de la Federación Internacional de los Trabajadores del Transporte (ITF), señaló:

“Este plan ofrecerá una vía clara a miles de trabajadores indocumentados, entre ellos pescadores migrantes, para que regularicen su situación tras años de precariedad. Será muy bien acogido por muchas personas y con razón.

"No obstante, he examinado atentamente los pormenores del anuncio de la ministra McEntee, y, lamentablemente, siguen sin resolverse las posibles anomalías señaladas desde hace meses por la ITF.

“La pregunta principal que muchos pescadores indocumentados se harán es si les conviene solicitar la regularización, puesto que, al hacerlo, se darán a conocer a las autoridades. Además, tienen que sopesar los riesgos de presentar la solicitud y sufragar el considerable costo de 550 € en el caso de no reunir los requisitos si estos se aplican estrictamente”.

Posibles anomalías

O’Brien procedió a explicar tres situaciones en las que los pescadores migrantes y otros parecen no reunir los requisitos del plan a pesar de llevar cuatro años en el país.

“En primer lugar, hay pescadores migrantes que en algún momento se inscribieron en el Plan de Trabajo Atípico, pero que en el transcurso de los últimos cuatro años pasaron a ser indocumentados. Uno de los estudios de caso —sobre personas que reunirían los requisitos— publicados en el sitio web del Ministerio de Justicia se asemeja a esta situación, aunque aquel trabajador llevaba más de cuatro años indocumentado. La distinción parece muy arbitraria.

“En segundo lugar, hay pescadores migrantes o expescadores que tienen visados temporales, por lo general vinculados a su incorporación al mecanismo nacional de remisión de casos de presuntas víctimas de la trata de personas o a causas —en curso o pendientes— de la Comisión de Relaciones Laborales. Una vez concluidas tales causas, existe la posibilidad de que esas personas deban abandonar Irlanda en caso de no poder solicitar incorporarse al plan de regularización.

“Por último, están las personas que se han inscrito en el Plan de Trabajo Atípico y continúan formando parte de dicho plan en la actualidad. Este plan cuenta con un sello de visado de categoría 1, renovable anualmente, que vincula al pescador a un determinado armador. Ha quedado demostrado que este vínculo expone a los pescadores a unas condiciones laborales opresivas y abusivas.

“Por tanto, se podría plantear una situación conflictiva en la que un pescador totalmente indocumentado durante más de cuatro años pudiera solicitar incorporarse al plan de regularización, que cuenta con un sello de visado de categoría 4 (de dos años de duración) que le permitiría cambiar de empleador. Mientras tanto, otro pescador inscrito en el Plan de Trabajo Atípico, que podría trabajar incluso en el mismo buque, se vería limitado a tener un visado comparativamente desventajoso. Sabemos que el Ministerio de Justicia ha denegado recientemente las solicitudes de visados de categoría 4 a varios pescadores actualmente inscritos en el Plan de Trabajo Atípico.

“Si el plan se hubiera basado solamente en la residencia, se habría simplificado la cuestión y se habrían resuelto las situaciones anómalas que he señalado”, indicó O’Brien.

En nombre de la ITF, O’Brien sumó su firma a dos cartas dirigidas a la ministra —redactadas por el Centro por los Derechos de los Migrantes de Irlanda— en las que se sugería precisamente esta solución. Lamentablemente, no se han tenido en cuenta ni las cartas ni nuestra correspondencia directa con la ministra.

“La introducción de ligeras modificaciones o precisiones a lo largo de las próximas cuatro semanas podría remediar aún estas anomalías, antes de la entrada en vigor del plan en enero. De lo contrario, la ITF y sus asesores jurídicos tendrán que evaluar otras soluciones para mejorar la situación de los pescadores migrantes a los que representamos”, añadió O’Brien.

 

Contacto: Michael O’Brien / o’brien_michael@itf.org.uk / +353872400331