Saltar al contenido principal

Preocupación ante el aumento de marinos afectados por la crisis del cambio de tripulaciones debido a las nuevas variantes de COVID-19

23 Mar 2021
Comunicado de prensa conjunto de la ICS y la ITF

El aumento del número de marinos afectados por la crisis del cambio de tripulaciones debido a las restricciones de viaje impuestas por los Gobiernos en respuesta a las nuevas variantes está generando una creciente preocupación en el sector naviero.

 El análisis colectivo más reciente del sector muestra que actualmente son 200 000 los marinos que se ven afectados por esta crisis. Esta cifra supone una considerable reducción con respecto al punto álgido de la crisis, en el que el número de marinos que precisaban ser repatriados ascendía a 400 000.

Sin embargo, la reintroducción por parte de los Gobiernos de restricciones y controles de fronteras más estrictos debido a las nuevas variantes de COVID-19 dificulta más el desplazamiento de las tripulaciones desde y hasta los buques.

Hasta el momento, solo 55 países y dos Miembros Asociados de la OMI han declarado a los marinos trabajadores esenciales y hay mucho trabajo por hacer para asegurarse de que las tripulaciones no vuelvan a padecer estos daños colaterales de la pandemia. En un fallo histórico emitido en diciembre de 2020, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) determinó que los Gobiernos no habían conseguido proteger los derechos de la gente de mar establecidos en el derecho internacional en virtud del Convenio sobre el trabajo marítimo, 2006. El organismo de las Naciones Unidas instó a los Estados a que reconocieran a la gente de mar como trabajadores esenciales “sin dilación”.

Es preciso abordar la cuestión de la priorización de la vacunación de los marinos. Los pasaportes de vacunación que algunos Estados están considerando introducir suponen una posible barrera al cambio de tripulaciones ya que es poco probable que los marinos de países en desarrollo tengan la oportunidad de recibir una vacuna antes de julio como muy pronto.

“La crisis del cambio de tripulaciones no se ha resuelto, pero ha llegado a un punto en el que se ha vuelto más manejable. No obstante, existe una gran preocupación en torno a las restricciones de viaje cada vez mayores impuestas por los Gobiernos en respuesta a las nuevas variantes. Es preciso declarar a los marinos trabajadores esenciales. La crisis aún continúa, y no abandonaremos nuestros esfuerzos. Los Gobiernos no podrán vacunar a sus ciudadanos sin el sector naviero o, lo que es más importante, sin nuestra gente de mar”, señaló Guy Platten, Secretario General de la ICS.

“La cruda realidad es que solo unos pocos países han tratado a los marinos con el respeto que merecen al declararlos trabajadores esenciales. A menos que los Gobiernos cambien la postura proteccionista que han adoptado a lo largo de los últimos 12 meses, permitan a la gente de mar desplazarse libremente y le den prioridad en la vacunación, lamentablemente la situación podría volver a descontrolarse”, indicó Stephen Cotton, Secretario General de la ITF.