Saltar al contenido principal

Los pilotos de British Airways, en huelga para reivindicar un reparto justo de los beneficios

12 Sep 2019
Nota de prensa
La huelga de los pilotos de British Airways pretende señalar que las trabajadoras y los trabajadores deben recibir la parte que les corresponde de los beneficios del sector aéreo, afirma la Federación Internacional de Trabajadores del Transporte (ITF).

Los pilotos se declararon en huelga ayer y el lunes, luego del fracaso de las negociaciones salariales entre la gerencia de BA y el sindicato de pilotos BALPA (British Airline Pilots’ Association), afiliado a la ITF. El principal escollo es la negativa de la empresa a mejorar su oferta de aumento salarial, a pesar del incremento vertiginoso de los beneficios para el propietario de BA, el grupo IAG.

La última década ha sido testigo de una fuerte crisis en el sector de la aviación civil, con una caída de los beneficios y la quiebra de varias compañías aéreas. Durante esta etapa negra, BALPA y otros sindicatos de la aviación negociaron de forma constructiva con los empleadores y aceptaron recortes en sus salarios y sus condiciones laborales para ayudar a estabilizar el sector.

No obstante, y a pesar de que muchas aerolíneas vuelven a obtener grandes beneficios, las compañías se niegan a reconocer estos gestos de buena voluntad elevando los niveles salariales. El año pasado, BA obtuvo unos beneficios de 2.000 millones de libras esterlinas. BALPA sostiene que acceder a las reivindicaciones salariales de sus miembros solo costaría a la compañía 5 millones de libras esterlinas y ha declarado en repetidas ocasiones que está dispuesto a ser flexible en la mesa de negociaciones.

Sin embargo, ante la negativa de BA de sentarse a negociar, el 93 % de los pilotos votó a favor de convocar una huelga de dos días, y un día más de paro previsto para el 27 de septiembre. La votación actual es válida hasta enero, y BALPA anunciará otras fechas de huelga en breve si no se resuelve el conflicto.

Gabriel Mocho Rodríguez, secretario de Aviación Civil de la ITF, afirma: “La huelga de BA es solo un capítulo de una historia que se repite en todas partes: la buena voluntad de los sindicatos choca con la intransigencia de los empleadores. Cuando las cosas van mal, las trabajadoras y los trabajadores aceptan hacer concesiones para salvar la compañía —y los puestos de trabajo de los ejecutivos—. Sin embargo, cuando las cosas van mejor, los empleadores se niegan a compartir los beneficios.

“Apoyamos a BALPA en su llamamiento a la gerencia de British Airways para que vuelva a sentarse a la mesa de negociaciones y condenamos las represalias con las que amenaza la compañía a sus empleados, como la pérdida de sus viajes con tarifas reducidas. Cada día de huelga supone una hemorragia financiera para la aerolínea y perturbaciones profundamente frustrantes para los pasajeros. Todo esto puede resolverse reanudando las negociaciones”.

Publicar un nuevo comentario

Restricted HTML

  • Allowed HTML tags: <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Lines and paragraphs break automatically.