Saltar al contenido principal

La tripulación del Diamond Princess ya puede volver a casa

25 Feb 2020

Setenta tripulantes del crucero Diamond Princess, que permanece en cuarentena frente a las costas de Japón, han contraído el coronavirus, según informa la Federación Internacional de los Trabajadores del Transporte. El resto de la tripulación, formada sobre todo por filipinos e indonesios, empezará a ser repatriada en los próximos días.

La decisión llega gracias a las presiones de la ITF y del sindicato FIT-CISL a la compañía y el Gobierno japonés. La FIT-CISL, el sindicato italiano de marinos afiliado a la ITF, tiene el convenio colectivo a bordo del Diamond Princess.

Esta mañana, 21 de febrero, la naviera Princess Cruises dio su aprobación para que la totalidad de los 1.004 tripulantes, de más de 40 naciones, abandone el buque.

Quedan por confirmar los detalles del procedimiento de repatriación, así como los requisitos de cuarentena para la tripulación que decida permanecer en el barco. Se garantizará una dotación mínima con tripulantes voluntarios.

“Ya hay un equipo de nuevos marinos voluntarios listo para subir a bordo”, explica Francesco di Fiore, coordinador del Cuerpo de Inspectores de la ITF en Italia. “El nuevo capitán se encuentra ya en Yokohama esperando recibir instrucciones en el hotel”.

La decisión se adoptó a raíz de que los expertos advirtieran que el virus se estaba propagando a bordo del barco.

“Fue un error insistir en mantener a toda la tripulación a bordo cuando solo era necesario tener una dotación a bordo que garantizara la seguridad”, explica di Fiore. “Pero la tripulación mantuvo la calma y se sintió orgullosa de quedarse, hacer su trabajo y formar parte de la historia”.

El secretario general de la ITF, Steve Cotton, escribió esta semana al director general de la Oficina Marítima del Ministerio de Tierra, Infraestructura, Transporte y Turismo de Japón en nombre de los sindicatos afiliados pidiendo la repatriación de la tripulación, ya que cada vez más pasajeros iban siendo autorizados a abandonar el barco.

Paralelamente, la ITF y el Sindicato de Gente de Mar de Rusia (SUR), afiliado a la federación, enviaron solicitudes a la Organización Internacional del Trabajo para que recuerde a sus Estados miembros y a la compañía sus obligaciones en virtud del Convenio sobre el Trabajo Marítimo de la OIT de 2006 en materia de salud y seguridad de la gente de mar.

Publicar un nuevo comentario

Restricted HTML

  • Allowed HTML tags: <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Lines and paragraphs break automatically.