Saltar al contenido principal

La ITF y la ETF expresan su solidaridad con los sindicatos de Aéroports de Paris en vísperas de sus movilizaciones

14 Jun 2021

La Federación Internacional de los Trabajadores del Transporte (ITF) y su sección europea, la Federación Europea de los Trabajadores del Transporte (ETF), expresan su firme solidaridad con los sindicatos franceses que se preparan para emprender medidas de fuerza en Aéroports de Paris (los aeropuertos Charles de Gaulle-Roissy y Orly) entre el 1 y el 5 de julio.

Además, la ITF y la ETF apoyan plenamente las manifestaciones que los sindicatos franceses tienen previstas en los aeropuertos Orly y Charles de Gaulle antes de la huelga de cinco días.

El conflicto tiene su origen en los despidos masivos de Aéroports de Paris y en su plan unilateral a largo plazo de incorporar a personal en los aeropuertos con nuevos contratos de trabajo, lo que, según los sindicatos, dará lugar a salarios más bajos, pérdidas de empleo y recortes de los derechos y las primas de la plantilla.

La convocatoria de la huelga corre a cargo de los sindicatos CGT, CFE-CGE, Unsa, CFDT y FO, los cuales han señalado a través de un comunicado de prensa conjunto que las propuestas “recortarán definitivamente más de un mes de salario a todos los empleados y empleadas, que se verán en la obligación de aceptar una movilidad geográfica que aumentará el tiempo de los desplazamientos laborales”.

En la actualidad, los dirigentes del sector de la aviación de Francia declaran que la voluntad de viajar sigue intacta y que, con la campaña de vacunación y el gran número de pruebas de detección, volverá a haber un importante incremento en las cifras de pasajeros en verano. Asimismo, los volúmenes de carga aérea han aumentado enormemente, incluso hasta niveles superiores a los prepandémicos.

Sin embargo, Aéroports de Paris está poniendo fin a empleos permanentes y con una remuneración razonable. El propósito meramente oportunista de la empresa es sustituir a las trabajadoras y los trabajadores de mayor antigüedad por personal temporal, joven y más barato, que se someterá a cargas de trabajo todavía más inhumanas. Paralelamente, en el caso de las personas que han sido objeto de despido, las indemnizaciones y las perspectivas de encontrar nuevos empleos comparables en el mercado laboral no dejan de empeorar. Esta situación es inaceptable.

La pandemia de COVID-19 ha dejado patente la importancia que tiene el sector de la aviación civil para salvar vidas, garantizar la seguridad de las personas y de nuestras comunidades y ayudar a la economía paralizada.

Exigimos a Aéroports de Paris que abandone de inmediato su brutal plan unilateral y se comprometa a iniciar negociaciones con todos los sindicatos que representan a su mano de obra con el objeto de lograr un acuerdo justo de buena fe.

Vigilaremos de cerca la situación y movilizaremos a nuestras afiliadas aeronáuticas como muestra de solidaridad con sus colegas de Francia.