Saltar al contenido principal

La ITF acoge favorablemente la resolución sobre el Ever Given

31 Mar 2021
Nota de prensa

El principal organismo de los trabajadores de transporte del mundo acoge favorablemente el fin de la crisis que afecta al MV Ever Given (Número de la OMI 9811000), el buque de carga que ha estado bloqueando el canal de Suez.

“Acogemos con agrado la noticia de que se ha liberado al Ever Given y que pronto el canal de Suez quedará desbloqueado. Eso es fantástico para todos los marinos a bordo de ese buque y otros que han estado esperando para cruzar el canal de Suez”, señaló Stephen Cotton, Secretario General de la Federación Internacional de los Trabajadores del Transporte (ITF).

Los afiliados sindicales de la ITF representan a más de un millón de marinos y trabajadores de remolcadores a escala mundial.

“Queremos reconocer los esfuerzos denodados de los trabajadores a bordo de los remolcadores y los buques dedicados al remolque, y de aquellos que realizan el trabajo preliminar esencial para resolver esta situación”, afirmó Cotton.

“Esta operación nos ha demostrado la importancia de los remolcadores. En este momento habrá docenas de buques en todo el mundo encallados, atascados o flotando sin potencia de motor que reciban ayuda de un remolcador y de trabajadores especializados en operaciones de remolque que trabajan día y noche. Deberían enorgullecerse de cómo su profesión ha ayudado a resolver esta situación en la vía de navegación más transitada del mundo. Espero que esos trabajadores reciban el reconocimiento que merecen”.

“Expresamos nuestra solidaridad con los marinos, tanto los del Ever Given, como aquellos que trabajan en los buques de carga que han estado haciendo una fila a ambos lados de este. Durante esta pandemia se ha pretendido que los marinos mantuvieran el mundo en movimiento trayéndonos los suministros, los alimentos y los medicamentos que necesitamos, y ahora han tenido que añadir a sus preocupaciones este bloqueo a gran escala”.

Cotton señaló que si se exigía a los buques que bordearan el Cabo de Buena Esperanza y circunnavegaran el continente africano, la ruta habría añadido al menos 26 días a la travesía habitual de un buque de carga, y más de 800.000 dólares estadounidenses en gastos de combustible.

“Los marinos han tenido que hacer frente a muchas cosas en el último año. Desde que les denegaran el permiso para bajar a tierra y la asistencia médica debido al cierre de fronteras, hasta la actual crisis del cambio de tripulaciones: la pandemia ha sido cruel con los marinos. Lo último que necesitan es añadir semanas a sus travesías y a su tiempo a bordo”.

“Bordear el Cabo de Buena Esperanza habría sido un desastre para las compañías navieras y los marinos. Ya resulta difícil realizar el cambio de tripulaciones, y muchas compañías se han resistido debido a las tasas de cuarentena y el costo actual elevado de los vuelos. Supongo que el retraso ya causado por las dificultades del Even Giver tendrá como consecuencia que se ejerza presión sobre los marinos para recuperar el tiempo perdido, y algunas compañías intentarán aplazar el cambio de tripulaciones para recuperar los costos ocasionados por la dilación”.

Cotton indicó que la ITF podía confirmar que la tripulación del buque de bandera panameña Ever Given aún tenía sus contratos vigentes, y todos llevaban a bordo menos de seis meses.

David Heindel, presidente de la Sección de Gente de Mar de la ITF, afirmó que era necesario efectuar una investigación completa para examinar si la fatiga de la tripulación u otras cuestiones habían sido un factor en los acontecimientos en torno a la encalladura del buque, al igual que lo había sido en otros accidentes marítimos.

“No nos apresuremos a emitir un juicio hasta que se aclare lo que sucedió. Debería efectuarse una investigación abierta y transparente de las circunstancias que rodearon ese acontecimiento, basándose en las aportaciones necesarias y los conocimientos especializados de la tripulación y sus sindicatos. Por supuesto, la industria debe aprender las lecciones que se extraigan de este incidente”, indicó.

“Muy a menudo se culpa injustamente a los marinos por los incidentes ocurridos en el mar. Cuando se llevan a cabo las investigaciones correspondientes, podemos tomar distancia y ver cuáles son los factores sistemáticos que generan malos resultados”, declaró Heindel.

Heindel dijo que la creencia inicial de la federación sindical era que el buque había encallado debido a los fuertes vientos, pero que también había habido especulación sobre un posible fallo en el motor. Aún no se ha confirmado esa información.

“Tengo la esperanza de que este acontecimiento ocurrido en la vía de navegación más transitada del mundo, que ha recibido tan amplia cobertura pueda brindar a todos la oportunidad de ver el enorme sacrificio que los marinos hacen a diario. La crisis del cambio de tripulaciones sigue siendo de actualidad”.
“Los marinos son héroes, y precisan nuestro apoyo –ya sea que estén varados en Suez o entregando el 90 por ciento de todo en el puerto local de alguno de nosotros y con un contrato expirado en su buque”, señaló Heindel.

 

FIN

Notas:

Acerca de la ITF: La Federación Internacional de los Trabajadores del Transporte (ITF) es una federación democrática, encabezada por sus organizaciones sindicales afiliadas, reconocida como la principal autoridad mundial en materia de transporte. Luchamos fervientemente para mejorar la vida laboral, conectando a sindicatos de 147 países para garantizar los derechos, la igualdad y la justicia de sus miembros. Somos la voz de casi 20 millones de trabajadores y trabajadoras del transporte de todo el mundo, incluidos más de un millón de marinos.