Saltar al contenido principal

El COVID-19 no es excusa para despojar a los trabajadores y trabajadoras de la India de sus derechos

01 Jun 2020
Nota de prensa
El Consejo Global Unions (CGU) –que representa a más de 200 millones de trabajadores y trabajadoras miembros de la Confederación Sindical Internacional (CSI), de las Federaciones Sindicales Mundiales, como la Federación Internacional de Trabajadores del Transporte (ITF), y de la Comisión Sindical Consultiva ante la OCDE– condena sin reservas la suspensión de las leyes laborales en varios estados de la India durante la crisis de COVID-19.

Al menos seis estados de la India aprobaron la extensión de la jornada laboral desde las ocho horas diarias que se exige la legislación actual a 12 horas diarias, lo que permitirá a las empresas ampliar el turno de un trabajador de fábrica hasta las 12 horas diarias, seis días a la semana (72 horas).

La suspensión de las leyes laborales que protegen los principios y derechos fundamentales en el trabajo, como las protecciones de los principios de la libertad de asociación y del trabajo forzoso y obligatorio, no tiene ningún beneficio y expondrá a los trabajadores y las trabajadoras a daños, abusos y malos tratos, además de suponer una violación de las obligaciones del Gobierno de la India en virtud de las normas laborales internacionales.

El movimiento sindical internacional apoya sin reservas el llamado de las Confederación Sindicales para convocar una movilización nacional el 22 de mayo de 2020, como protesta contra la suspensión de las leyes destinadas a proteger la seguridad, los derechos y el bienestar de los/as trabajadores/as y ciudadanos/as indios/as durante esta crisis.

Se está produciendo un alarmante número de ataques contra los derechos humanos y los sindicatos en la India, así como graves violaciones de los derechos de los trabajadores y trabajadoras, como el impago de los salarios. Nos preocupa profundamente que el Gobierno impulse una legislación laboral regresiva bajo la apariencia de medidas relacionadas con la pandemia de COVID-19, como lo demuestra la derogación de la Ley estatal de trabajadores migrantes (reglamentación del empleo y condiciones de servicio) de 1979.

El 11 de diciembre de 2019, el Gobierno aprobó el Proyecto de Enmienda de la Ley de Ciudadanía. Esto dio lugar a protestas en todo el país contra la supuesta marginación de los musulmanes. Estas protestas fueron sofocadas con una respuesta desproporcionada y brutal, incompatible con una auténtica democracia.  Todos los ciudadanos y ciudadanas del mundo tienen derecho a la libertad de reunión, de expresión y de asociación. Nosotros, el movimiento sindical mundial, no podemos permitir que se infrinjan estos derechos fundamentales.

El CGU representa a todos los trabajadores y las trabajadoras que ejercen su derecho a dejar de realizar su trabajo para proteger la vida y el bienestar de los trabajadores y sus comunidades. El CGU se opone a toda persecución de la mano de obra organizada, a la opresión de la ciudadanía, a la discriminación de las comunidades vulnerables y minoritarias y a toda represión de los/as trabajadores/as y sus sindicatos.

Nos solidarizamos con los trabajadores y las trabajadoras de la India –jóvenes, hombres y mujeres– que luchan por la equidad, la justicia y los derechos humanos fundamentales.

El CGU y la CSI instan al Gobierno de la India a cumplir sus obligaciones en virtud de las normas internacionales del trabajo y a garantizar que los estados que suspendieron las leyes laborales revoquen inmediatamente estas medidas.

Publicar un nuevo comentario

Restricted HTML

  • Allowed HTML tags: <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Lines and paragraphs break automatically.