Saltar al contenido principal

Los repartidores de Deliveroo se enfrentan a la empresa antes de su salida a bolsa por lucrarse durante la pandemia

09 Mar 2021
Nota de prensa

Los repartidores han creado una red mundial para evidenciar ante los inversores un modelo de negocio que los explota con salarios de pobreza y trabajo peligroso.

9 de marzo de 2021 - Deliveroo y sus inversores iniciales esperan embolsarse miles de millones en la próxima oferta pública inicial que tendrá lugar en la Bolsa de Londres, entre las quejas de los repartidores que hacen realidad el servicio. Los repartidores advierten de que el modelo de negocio abusivo de Deliveroo impone a los trabajadores y trabajadoras un conjunto de riesgos considerables, como tarifas bajas, condiciones laborales peligrosas y cancelaciones de cuenta injustas.

Los repartidores de Deliveroo han creado una red mundial para advertir a los posibles inversores de los crecientes riesgos en materia jurídica y reguladora, así como reputacionales, a los que se enfrentarían y para exhortarlos a no respaldar a la empresa hasta que no se mejoren las condiciones, seguridad y remuneración de los trabajadores y trabajadoras. Estos repartidores publican hoy una carta dirigida al consejero delegado de Deliveroo, Will Shu, para reclamar que la empresa deje de tratarlos como ciudadanos de segunda clase.

Las ganancias de Deliveroo se han disparado durante la pandemia; en este periodo, los repartidores han entregado comida a domicilio y otros productos alimenticios a millones de personas en 12 países. Según Shu, su participación en la empresa podría alcanzar los 910 millones de dólares con la oferta pública inicial. “En lugar de conceder a los repartidores los derechos que les corresponden, Deliveroo ha ido intensificando la presión que ejerce sobre ellos”, afirma Stephen Cotton, secretario general de la Federación Internacional de los Trabajadores del Transporte (ITF), que suma su apoyo a esta red. “Aunque asistimos a un cambio en el modelo por parte de competidores como JustEat, Deliveroo sigue consintiendo que los repartidores que dan de comer a nuestras ciudades tengan dificultades en dar de comer a sus propias familias”.

Según la base de datos Leeds Index, que se dedica a registrar protestas laborales por parte de los trabajadores y trabajadoras de microtareas, Deliveroo encabeza la lista de plataformas con un mayor índice de protestas en todo el mundo. Los repartidores denuncian cancelaciones de cuentas sin motivos y objetivos poco realistas y peligrosos para sus entregas, además de la ausencia de las medidas de salud y seguridad adecuadas en el contexto actual de la pandemia. “Esta situación se suma a la clasificación errónea de trabajadores autónomos que reciben los repartidores y a los reiterados intentos de Deliveroo de no asumir sus responsabilidades sobre seguridad laboral, salario mínimo y protección de seguridad social”, explica Cotton.

“A pesar de los intentos de Deliveroo y otras empresas de la economía de las microtareas de clasificar erróneamente a los repartidores, cada vez son más los tribunales –entre ellos, los tribunales supremos de Reino Unido y Francia– que están reconociendo la existencia de una relación laboral directa.

El pasado mes, un tribunal holandés dictaminó que Deliveroo clasificaba a sus trabajadores como falsos autónomos para evitar la responsabilidad de tener que concederles vacaciones, licencias por enfermedad remuneradas y otros derechos laborales. También los tribunales españoles han emitido fallos en este sentido.  Estas sentencias históricas ponen de manifiesto un reconocimiento cada vez mayor de las obligaciones de tipo jurídico y normativo que recaen sobre las empresas que operan con aplicaciones.

“Deliveroo emplea con cinismo el lenguaje de la flexibilidad como tapadera para no asumir sus responsabilidades con los trabajadores y trabajadoras”, declara Felipe Diez Prat, miembro del sindicato español UGT y exrepartidor de Deliveroo. “La oferta pública inicial de Deliveroo resulta trascendental porque muestra un futuro en el que se recompensa a las empresas que recortan los salarios de sus trabajadores”.

El repartidor de Deliveroo Jérémy Wick, miembro del sindicato CGT en Burdeos, defiende que, sin sus repartidores, la marca Deliveroo no sería tan conocida a nivel mundial como lo es hoy en día. “Tanto los inversores como los clientes deben reclamar a Deliveroo que actúe justamente con los repartidores que hacen realidad su negocio. Les instamos a que sean una empresa responsable y a que velen por la salud y la seguridad de los repartidores con un salario justo y transparente”.

En su compromiso con la ampliación de los derechos sindicales de los trabajadores y trabajadoras de plataformas, la ITF ofrece su apoyo a la red a favor de los derechos de los repartidores #Rights4Riders.  El pasado mes de noviembre, la ITF publicó su decálogo de principios para empleadores en la economía de las microtareas, que presenta las claves para acabar con la explotación en este nuevo sistema económico.

 

FIN.

 

Otras declaraciones:

Debbie Berendsen, repartidora de Deliveroo y miembro de la Confederación de Sindicatos de los Países Bajos (FNV), Países Bajos: “Un día, sin que nadie lo esperase, Deliveroo duplicó el número de repartidores en nuestra ciudad. No había suficientes pedidos para seguir repartiendo. Después de dos años trabajando, perdí la mitad de mis ingresos en un par de días. Fue muy doloroso. Los repartidores nos estamos solidarizando en todos los lugares del mundo, llevamos a Deliveroo ante los tribunales y fomentamos mejores condiciones laborales”.

Zakaria Boufangacha, miembro del consejo de administración de la FNV, Países Bajos: “El mes pasado los tribunales holandeses dictaminaron que Deliveroo actúa como un empleador y que, por lo tanto, los repartidores de comida pueden reivindicar un contrato laboral. Como consecuencia de este fallo, los repartidores no solo tendrán derecho a un contrato laboral, sino también a salarios colectivos, a seguir percibiendo la remuneración en caso de enfermedad y a que se les abone el tiempo de espera en los restaurantes. Esperamos que este fallo sirva como ejemplo. No podemos permitir que las empresas que operan con plataformas se embolsen miles de millones con una oferta pública inicial mientras sus trabajadores y trabajadoras no disponen ni siquiera de un colchón financiero con el que afrontar los contratiempos. La FNV calcula que, en los Países Bajos, Deliveroo se benefició de un ahorro en mano de obra el año pasado de 54 millones de euros”.

Michael Kaine, secretario nacional del Sindicato de Trabajadores del Transporte (TWU), Australia: “En Australia, Deliveroo se ha convertido en un sinónimo de explotación. Desde la aparición de la empresa, se han ido deteriorando las condiciones laborales, recortando remuneraciones, creando confrontaciones entre los repartidores por trabajo y despidiendo a cientos de repartidores sin previo aviso. En Australia hay dos causas pendientes abiertas contra Deliveroo. Los repartidores de Deliveroo también se han convertido en los primeros representantes de salud y seguridad elegidos en Australia provenientes de una empresa dedicada a las microtareas. Pese a los intentos de Deliveroo de malograr y retrasar este proceso, los repartidores están empeñados en que se reconozcan los derechos que les corresponden por ley. Nuestro compromiso por conseguir que Deliveroo asuma sus responsabilidades y por regular la economía de las microtareas sigue intacto”.

Alex Marshall, exmensajero y presidente del Sindicato de Trabajadores Independientes de Gran Bretaña: “Invertir en Deliveroo es invertir en un modelo de negocio intrínsecamente peligroso y explotador. Deliveroo continúa haciendo caso omiso de los llamamientos a reconocer nuestros sindicatos. La empresa ha sometido a los repartidores a largos y agotadores litigios para impedirnos garantizar nuestro derecho de negociación colectiva. Es más, con el respaldo financiero que ha obtenido de Amazon, una empresa conocida por usar prácticas antisindicales, Deliveroo reafirma su postura en contra de los trabajadores y trabajadoras”.

Angelo Avelli, de la red nacional italiana de grupos de repartidores Riders x i Diritti: “Las últimas muertes de repartidores ocurridas en Italia, España e Irlanda nos recuerdan que el modelo de Deliveroo es intrínsecamente peligroso y que obliga a los repartidores a trabajar más rápido y durante más horas sin seguros que les cubran ni formación en materia de salud y seguridad. Las ganancias de Deliveroo se generan con el sudor de estos repartidores que cargan a sus espaldas todos los riesgos”.

Notas para redactores:

En la red internacional a favor de los derechos de los repartidores Rights 4 Riders participan:

  • Belgische Transportarbeidersbond Union Belge du Transport et de la Logistique (BTB), Bélgica
  • Unión General de Empleados en Hoteles y Catering, Hong Kong
  • Collectif National des Livreurs CGT, Francia
  • Federazione Italiana Lavoratori dei Trasporti (FILT CGIL), Italia
  • Sindicato de Trabajadores Independientes de Gran Bretaña (IWGB), Reino Unido
  • Confederación Sindical de los Países Bajos (FNV), Países Bajos
  • Riders x i Diritti, Italia
  • Sindicato de Trabajadores del Transporte (TWU), Australia
  • UILTrasporti, Italia
  • Unión General de Trabajadores (FSMC-UGT), Spain
  • Federación Internacional de los Trabajadores del Transporte (ITF)

Puede ponerse en contacto con el departamento de comunicaciones de la ITF para conocer las opiniones de los repartidores.