Saltar al contenido principal

La ITF pide a la industria de la aviación una respuesta urgente para frenar la crisis 

21 Jun 2022

Ante el anuncio hecho hoy por el aeropuerto de Gatwick de que reducirá su capacidad en verano, los sindicatos de trabajadores y trabajadoras del transporte reclaman a la industria de la aviación medidas urgentes para solventar la escasez de mano de obra. 

La Federación Internacional de los Trabajadores del Transporte (ITF) instó a las empresas del sector de la aviación a adoptar medidas urgentes para trabajar de manera más colaborativa con los Gobiernos y los sindicatos con el fin de mejorar las normas laborales y restaurar así el atractivo de esta industria para la fuerza laboral para solventar la escasez de capacidad, los retrasos en los vuelos, las largas colas y los problemas de servicio que han plagado la industria desde hace meses.  

Los vuelos de millones de pasajeros en todo el mundo están sufriendo retrasos o se están cancelando mientras el sector aéreo intenta contener el avance del caos pese a las decenas de cancelaciones de última hora. 

Stephen Cotton, secretario general de la Federación Internacional de Trabajadores del Transporte (ITF), señala:  

“Justo cuando los veraneantes y pasajeros se sentían, al fin, seguros para viajar estamos pagando las consecuencias de las decisiones adoptadas por las aerolíneas y los aeropuertos en el punto álgido de la crisis del COVID. Las colas, los retrasos y las cancelaciones de última hora que estamos viendo hoy son el resultado de la eliminación de más de dos millones de puestos de trabajo cualificados en las aerolíneas, los aeropuertos y los servicios de aviación.  

Esta decisión de Gatwick no habría sido necesaria si se hubieran escuchado los llamamientos de los sindicatos aéreos reclamando programas de retención del personal y las advertencias que llevamos haciendo desde hace años sobre el excesivo empeoramiento de las normas laborales. 

Los empleadores de todo el sector —desde las aerolíneas hasta los aeropuertos— deben trabajar en colaboración con los sindicatos y los Gobiernos para solucionar los problemas subyacentes que han paralizado la industria. Para resolver esta crisis, los sindicatos del transporte reivindicamos una respuesta coordinada en el conjunto del sector, que mejore la estabilidad de los empleos, las normas del trabajo y los programas de progresión profesional continuados.  Preservar los derechos de los trabajadores y las trabajadoras es fundamental para la sostenibilidad a largo plazo del sector.

Que los empleadores y los Gobiernos se culpen unos a otros no va a solucionar esta crisis; la cadena de suministro está tan fracturada que sólo una respuesta global por parte de toda la industria la resolverá. Los Gobiernos tienen que intervenir y sentarse con los empleadores y los sindicatos de todo el sector para encontrar una solución sostenible a la crisis”.

Los sindicatos están denunciando que el personal que permanece en el sector tiene dificultades para hacer frente a un volumen de trabajo abrumador y, pese a sus ímprobos esfuerzos, continúa padeciendo el elevado nivel de enojo que sienten los pasajeros. 

Cotton añade:  

“El sector aéreo debe volver a ser un lugar atractivo para trabajar, en el que sus profesionales se sientan valorados. Esto sólo ocurrirá si aumentan los niveles salariales, si existen unas políticas sólidas de salud y seguridad, si se ofrecen empleos estables y, sobre todo, si los trabajadores y trabajadoras de esta industria tienen voz.

Es preocupante que, en plena crisis, aún haya empresarios que no lo entiendan. Hay directores generales, como Jozsef Varadi de Wizz Air, que han pedido al personal que trabaje a pesar de la fatiga. En un sector donde la seguridad es crítica, estas decisiones pueden tener consecuencias de vida o muerte y los empleadores no pueden seguir comprometiendo la seguridad con soluciones a corto plazo. 

No hay tiempo para soluciones cortoplacistas que dejan la crisis para mañana. Los empresarios del sector de la aviación deben sentarse con los sindicatos para encontrar soluciones viables que permitan hacer frente a los problemas inmediatos y a los retos que el futuro nos depara, como por ejemplo, la escasez de personal de control del tráfico aéreo en el Reino Unido, ocasionada por los recortes de personal en prácticas durante la pandemia se ve agravada por los requisitos de capacitación de tres años y por la jubilación de hasta un tercio de la plantilla en los próximos cinco años.

Sin una respuesta coordinada a largo plazo, vamos a ir cayendo de una crisis en otra. Los Gobiernos deben aprobar medidas urgentes para mantener la calidad de las normas de trabajo, en particular las de seguridad, para que los empleadores no tengan que reducir sus operaciones”. 

El reciente y exitoso acuerdo entre el sindicato holandés FNV, afiliado a la ITF, y el aeropuerto de Schiphol, en Ámsterdam, nos ofrece un claro ejemplo de colaboración entre los empleadores y los sindicatos para encontrar soluciones sostenibles a esta crisis. Al elevar los salarios y las condiciones laborales, y abordar los inveterados problemas de salud y seguridad, así como las normas de equipamiento, para todos los trabajadores y trabajadoras del aeropuerto de Schiphol, incluidos los contratados a través de agencias y subcontratados, la autoridad aeroportuaria ha dado grandes pasos para restaurar su reputación como lugar de trabajo atractivo.  

La ITF instó también a los Gobiernos y a los empleadores a prestar atención no sólo a la crisis provocada por la escasez de mano de obra, sino a la voz de alarma que están lanzando los trabajadores y las trabajadoras del sector. El llamamiento de los sindicatos se produce tras la trágica muerte de varios trabajadores en Heathrow (Reino Unido) y en el aeropuerto de Gimpo (Corea) en los últimos tres meses. 

Cotton concluye:  

“Tenemos pilotos y tripulantes de cabina que están denunciando graves problemas de fatiga en los principales mercados de la aviación, incluido el estadounidense. Cuando no se respetan las normas laborales y de seguridad es inevitable que se produzcan accidentes graves. Tenemos trabajadores y trabajadoras que reportan que están trabajando semanas laborales de cien horas, haciendo todo lo que pueden para que los aviones despeguen y los pasajeros pasen por sus aeropuertos.

Es hora de que todos los actores del sector colaboren para construir una industria de la aviación sostenible y resiliente”.

Fin

Acerca de la ITF: La Federación Internacional de los Trabajadores del Transporte (ITF) es una federación de sindicatos del transporte democrática, encabezada por sus organizaciones sindicales afiliadas, reconocida como la principal autoridad mundial en materia de transporte. Luchamos fervientemente para mejorar la vida de los trabajadores y trabajadoras, conectando a sindicatos de 147 países para garantizar los derechos, la igualdad y la justicia de sus miembros. Somos la voz de casi 20 millones de hombres y mujeres que mueven el mundo.