Saltar al contenido principal

Información actualizada: Amin Shipping engaña a la tripulación del Onda para encubrir la deuda de salarios

19 Feb 2021

Desde que la ITF expuso la historia de la tripulación del MV Onda, parece ser que el nivel de explotación al que Mohamed Amin somete a los marinos solo ha ido en aumento.

La ITF ha obtenido pruebas que demuestran que se obligó a la tripulación del MV Onda a firmar declaraciones de recibo de salarios a bordo del buque que estaban escritas en un idioma que no podían leer. Las declaraciones estaban en inglés y en los documentos se afirmaba que se había pagado a la tripulación la totalidad de los salarios pendientes. En realidad, la compañía aún debe a varios marinos miles de dólares en salarios. Ninguno de los tripulantes puede hablar o leer en inglés y, por tanto, firmaron unas declaraciones falsas.

Con las declaraciones Amin Shipping intenta evitar pagar casi 4000 dólares estadounidenses en concepto de salarios a los marinos, que ya deberían haber recibido el dinero, pero siguen esperando. El Onda continúa abandonado frente a la costa de Camerún.

El último ardid de Amin Shipping ha llevado a algunos de los tripulantes restantes a abandonar la batalla por los salarios adeudados.

Louis Veloso, marino del pequeño país insular de Santo Tomé, frente a la costa de África central, dejó el buque hace días pese a que se le debían la mitad de sus salarios. Actualmente se encuentra en otro buque. El engrasador también recibió algún dinero en efectivo y abandonó el buque.

El cocinero del Onda y uno de los marineros de primera también recibieron parte de sus salarios atrasados y abandonaron el buque.  Por permanecer a bordo del MV Onda y soportar unas condiciones espantosas durante más de un año, el cocinero y el marinero de primera recibieron alrededor de 630 y 820 dólares estadounidenses, respectivamente.

El Coordinador del Cuerpo de Inspectores de la ITF, Steve Trowsdale, señaló que la ITF estaba consternada por la auténtica miseria que se había pagado a la tripulación después de tanto como había tenido que soportar. Se vio obligado a escribir al registro de abanderamiento de Togo, donde está matriculado el buque. Trowsdale envió copias del mensaje a la Organización Internacional del Trabajo, la Cámara Naviera Internacional y la Organización Marítima Internacional. En dicho mensaje condenó a Togo por su “inacción” continua en relación con el Onda:

Al Estado de abanderamiento de Togo:

 Parece que la pesadilla que está viviendo la tripulación a bordo del M/V Onda está llegando a su fin; no porque el propietario haya cumplido con sus obligaciones y responsabilidades, sino porque la tripulación ha tocado fondo.

Esos marinos inocentes han sufrido estrés físico, tortura mental, miseria financiera, comentarios racistas, amenazas, y se han visto obligados a vivir en las condiciones más inhumanas a bordo del buque, mientras el propietario ponía una excusa tras otra.  Y para no perder la cordura y poder mantener a sus seres queridos, han abandonado el buque, si bien, en un acto final de desesperación, dos de los tripulantes han involucrado a la policía para intentar recuperar sus salarios pendientes.

El propietario efectuó algunos pagos el 3 de febrero de 2021, pero estos no ascendían al monto total adeudado.

Tal como les hemos informado previamente, la ITF apoyó a un grupo de marinos indios a bordo de este buque con el mismo propietario en 2018, en circunstancias exactamente iguales, y solo nos cabe suponer que, dada la falta absoluta de medidas tangibles por parte del Estado de abanderamiento de Togo en ambos casos, ustedes están dispuestos a abrir su registro a armadores como este y a buques no asegurados, que carecen de clasificación y están en condiciones deficientes.

Continuaremos vigilando al Onda para intentar asegurarnos de que la tripulación de reemplazo no sufra el mismo destino que las dos tripulaciones anteriores.

Trowsdale indicó que aún quedaban más de 3800 dólares pendientes en concepto de salarios que Amin Shipping debía pagar a la tripulación del Onda.

“El armador ha dicho que pagará el dinero en los próximos dos meses.  Por supuesto que no creemos que eso realmente vaya a suceder, teniendo en cuenta el historial de Amin”.

“Desde hace decenios venimos diciendo a través de nuestra campaña contra las banderas de conveniencia que no pueden esconderse. El MV Onda y su propietario estarán en el punto de mira de todos los inspectores de la ITF y los sindicatos afiliados hasta que dejen de ser una mancha en la reputación de nuestra industria y una amenaza para el bienestar de los marinos”, declaró.