Saltar al contenido principal

Alcaldes y sindicatos del transporte exigen inversiones mundiales históricas en el transporte público para crear 4,6 millones de puestos de trabajo e impulsar la recuperación ante la pandemia del COVID-19

29 Mar 2021
Nota de prensa

Una investigación publicada hoy revela que los fondos de estímulo al transporte público para proteger y generar puestos de trabajo en las ciudades son fundamentales para una recuperación verde y justa ante la pandemia del COVID-19.

Una inversión adecuada en el transporte público creará 4,6 millones de puestos de trabajo adicionales en la próxima década y reducirá las emisiones del sector del transporte en más de un 50 % en todas las ciudades del C40.

30 de marzo de 2021. Trabajadores del transporte, sindicatos y alcaldes de las principales ciudades a nivel mundial, como Los Ángeles, Milán, Yakarta y Tshwane han aunado sus esfuerzos para exigir a los gobiernos que asignen urgentemente fondos de estímulo a servicios e infraestructuras de transporte público con el fin de impulsar la recuperación económica, crear millones de puestos de trabajo y hacer frente a la crisis climática. La disminución de la cantidad de pasajeros durante la pandemia del COVID-19 ha llevado a una reducción de los ingresos. Las agencias de transporte público de todas las ciudades de todo el mundo enfrentan actualmente un déficit importante de financiación que constituye una amenaza para los puestos de trabajo y los servicios.

Una investigación publicada hoy, The Future of Public Transport (El futuro del transporte público), confirma que la inversión verde en los sistemas de transporte público a nivel mundial no solo salvaguardará los puestos de trabajo existentes, sino que también generará millones de empleos dignos y sostenibles y reducirá las emisiones del sector del transporte en las ciudades en más de un 50 % en la próxima década. En una época de desempleo masivo y dificultades económicas a nivel mundial, la protección de puestos de trabajo y la generación de oportunidades de empleo beneficiarán a millones de personas que dependen del transporte público en mayor medida: los trabajadores que prestan servicios esenciales durante la pandemia, las mujeres, los jóvenes y las comunidades marginadas.

El informe indica que una inversión adecuada en el transporte público podría:

  • Crear 4,6 millones de puestos de trabajo adicionales para 2030 en 100 ciudades de la red del C40 y sus cadenas de suministro, con un impacto económico multiplicado como consecuencia de un mayor acceso al transporte público. Si esto se replica en otras ciudades del mundo, se podrían generar decenas de millones de nuevos empleos verdes de calidad.
  • Reducir la contaminación atmosférica generada por el transporte en algunas ciudades hasta en un 45 %.
  • Reducir las emisiones generadas por el transporte urbano en más de la mitad para 2030 para cumplir con los objetivos del Acuerdo de París y mantener el aumento de la temperatura mundial por debajo de 1,5 °C. La falta de apoyo al transporte público impedirá a las ciudades reducir las emisiones generadas por el transporte y alcanzar un nivel de cero emisiones netas para 2050, dado que el transporte representa aproximadamente un tercio de las emisiones en todas las ciudades del C40.
  • Proteger a decenas de millones de trabajadores en empleos de menores ingresos y del sector de servicios que han sido héroes durante la pandemia y que dependen del transporte público para poder ganarse la vida, incluido el personal hospitalario, los trabajadores minoristas y los de otros sectores que son esenciales para lograr la recuperación ante la pandemia del Covid-19 en las ciudades de todo el mundo.
  • Conectar a los residentes de la ciudad con oportunidades laborales y educativas, actividades recreativas y entre sí, lo cual es fundamental para crear comunidades dinámicas, prósperas y equitativas y para impulsar los esfuerzos de recuperación ante la pandemia.

La iniciativa “The Future Is Public Transport” (El futuro es el transporte público) está coorganizada por la red C40, una coalición de casi 100 alcaldes de las principales ciudades del mundo, y la Federación Internacional de los Trabajadores del Transporte (ITF, por sus siglas en inglés), que representa a 20 millones de trabajadores del transporte. Este llamado a la inversión a nivel mundial forma parte de la movilización mundial de alcaldes de C40 por una recuperación verde y justa ante la pandemia del COVID-19, y de la misión de la ITF de garantizar empleos dignos para los trabajadores del transporte y justicia económica, ambiental, racial y social para todos.

La campaña cuenta con el respaldo de socios estratégicos, como la Unión Internacional de Transporte Público (UITP), que representa a 1800 empresas de transporte público, así como de la Confederación Sindical Internacional (CSI), la Internacional de Servicios Públicos (PSI, por sus siglas en inglés), Greenpeace, Mujeres en Empleo Informal (WIEGO, por sus siglas en inglés), 350.org y el Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP, por sus siglas en inglés).

CITAS

“El camino hacia la recuperación está cimentado sobre inversiones en nuestra infraestructura, porque el transporte público es más que una forma de trasladar a la gente, es un vehículo de oportunidades, equidad y una mejor calidad de vida”, dijo el presidente del C40 y alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti. “Este informe confirma lo que ya saben los alcaldes: que cualquier recuperación tras la pandemia del COVID-19 debe ser verde, justa e impulsada por inversiones en el transporte público que ayuden a generar empleo, reducir las emisiones y mejorar la calidad de vida de nuestros residentes más vulnerables”.

Giuseppe Sala, el alcalde de Milán, declaró: “Un sistema de transporte masivo resiliente, dotado de recursos adecuados, es una fuente de empleo y prosperidad económica en las ciudades, y es clave para garantizar un acceso justo a servicios y puestos de trabajo esenciales. No se trata solo de recuperarse de la pandemia; se trata de transformar nuestros sistemas para que funcionen mejor y para todos nosotros. Me uno al llamado a la realización de inversiones en transporte masivo urbano como medida prioritaria en todos los planes de recuperación ante la pandemia del COVID-19”.

“En este momento, los gobiernos de todo el mundo trabajan para prepararse para la recuperación mundial, y tenemos una oportunidad fundamental para impulsar un desarrollo económico que creará millones de empleos dignos y sostenibles y acelerará la acción climática”, afirmó John Mark Mwanika, presidente del Comité de Transporte Urbano de la ITF. “En conjunto, los trabajadores, pasajeros, alcaldes y líderes sindicales deben generar conciencia sobre la importancia del transporte público y sobre las razones por las que se necesitan inversiones audaces ahora que generen empleo y garanticen que el futuro sea el transporte público”.

“La pandemia del COVID-19 ha puesto en relieve el hecho de que el transporte público es un tema de justicia social, así como las desigualdades que existen hasta el día de hoy”, declaró John Costa, presidente de la Unión Amalgamada de Tránsito. “El transporte público ha sido fundamental para nuestras comunidades y trabajadores esenciales, médicos, enfermeros y trabajadores de saneamiento que deben llegar a sus trabajos que salvan vidas. La pandemia también ha generado grandes presiones para los sistemas de tránsito, al tiempo que afecta en forma desproporcionada la salud y el bienestar de los heroicos trabajadores de tránsito y pasajeros de primera línea. Nuestro sindicato ha perdido a más de 140 hermanos y hermanas como consecuencia de este devastador virus y miles más han sido infectados. Nos unimos a los alcaldes, a los pasajeros y a los defensores del sistema de tránsito para impulsar una inversión sólida en el transporte público para generar empleos sindicales y ampliar el servicio para aquellos que dependen de él todos los días”.

“El 2021 es un año en el que las personas aún viven con el COVID-19, pero también es un año en el que los gobiernos deben implementar planes eficaces para la recuperación”, dijo Sharan Burrow, secretaria general de la Confederación Sindical Internacional (CSI). “La recuperación comienza con empleos respetuosos del clima, con una transición justa para responder a la destrucción provocada por la pandemia. Las ciudades y el transporte público se han visto afectados significativamente por la necesidad de distanciarse físicamente como parte de la respuesta ante la pandemia. Pero podemos crear millones de puestos de trabajo a través de una recuperación urbana verde. Debemos proteger a los trabajadores e invertir en su futuro”.

 “El bienestar de los ciudadanos, las ciudades y el planeta aumentará con más transporte público”, afirmó Mohamed Mezghani, secretario general de la UITP. “Mejora nuestras vidas de muchas maneras, impulsará la recuperación plena de nuestras economías y nos permitirá construir un futuro mejor”.

- FIN -

Notas para los editores:

Una investigación destaca el impacto y los resultados

El informe The Future of Public Transport incluyó cuatro tipos de ciudades modelo para explorar la dinámica completa de tres escenarios: Recuperación verde, Descuido del transporte público y Continuidad de la situación actual. Cada ciudad del C40 se ha visto afectada de una manera diferente durante la pandemia del COVID-19, dado que cada una tiene un perfil de transporte diferente, basado en la geografía, los patrones de desarrollo, los comportamientos de los viajeros, la gobernanza y la cultura. Los analistas reconocieron el diverso conjunto de variables existentes y desarrollaron tipologías de ciudades en base a dos parámetros primarios: el PIB per cápita y la proporción del uso de automóviles para viajes de pasajeros.

Los cuatro modelos son los siguientes: Mayor PIB y menor uso de automóviles (como Atenas, Grecia); Mayor PIB y mayor uso de automóviles (como Houston, EE. UU.); Menor PIB y menor uso de automóviles (como Buenos Aires, Argentina); y Menor PIB y mayor uso de automóviles (como Ciudad del Cabo, Sudáfrica). A continuación, los investigadores modelaron los beneficios para el empleo derivados del estímulo económico, las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) y las mejoras de la calidad del aire en cada categoría de ciudad.

Creación de empleo

El escenario de Recuperación verde generaría entre seis y diez veces más empleos en el transporte público para 2030, en comparación con un escenario de Descuido del transporte público, en tres de las cuatro ciudades modelo (Menor PIB y menor uso de automóviles; Menor PIB y mayor uso de automóviles; y Mayor PIB y menor uso de automóviles). La ciudad modelo de Mayor PIB y mayor uso de automóviles es un caso atípico, ya que se estima que una Recuperación verde generará casi 250 veces más empleos en el transporte público para 2030, en comparación con un escenario de Descuido del transporte público.

Emisiones de gases de efecto invernadero

Para 2030, un escenario de Recuperación verde reduciría las emisiones del transporte en las ciudades en un:

  • 78 % en ciudades de Menor uso de automóviles y mayor PIB
  • 71 % en ciudades de Mayor uso de automóviles y mayor PIB
  • 67 % en ciudades de Menor uso de automóviles y menor PIB
  • 34 % en ciudades de Mayor uso de automóviles y menor PIB

Beneficios en cuanto a la calidad del aire

Para 2030, un escenario de Recuperación verde reduciría la concentración de partículas PM2,5 de las ciudades en un:

  • 47 % en ciudades de Menor uso de automóviles y mayor PIB
  • 45 % en ciudades de Menor uso de automóviles y menor PIB
  • 16 % en ciudades de Mayor uso de automóviles y mayor PIB
  • 13 % en ciudades de Mayor uso de automóviles y menor PIB

En las ciudades de Mayor PIB y mayor uso de automóviles, el sector del transporte es una fuente significativa de emisiones, lo que significa que estas ciudades necesitan hacer más para cumplir con sus compromisos climáticos para 2050. Si estas ciudades descuidan el transporte público, corren el riesgo de no realizar ningún avance en la reducción de sus emisiones de gases de efecto invernadero para 2030. La gran mayoría de las principales ciudades de los Estados Unidos son ciudades de Mayor PIB y mayor uso de automóviles, lo que pone en relieve el impacto masivo potencial de la inversión en el transporte público en la economía más rica del mundo y el segundo país en emisiones de gases de efecto invernadero a nivel mundial.

Los tipos de inversión de fondos de estímulo económico previstos por las ciudades del C40 en sus Planes de Acción Climática incluyen:

  • Sistemas segregados de autobuses de tránsito rápido (BRT, por sus siglas en inglés) nuevos y mejorados, con servicios más rápidos y frecuentes, autobuses más cómodos y estaciones más seguras y accesibles
  • Metros y servicios de transporte ferroviario interurbano y ligero nuevos y mejorados, con servicios más rápidos y frecuentes, nuevos trenes y estaciones más seguras y accesibles
  • Servicios de transbordador eléctrico
  • Inversión en flotas de autobuses eléctricos
  • Mejora del microtránsito y del paratránsito con vehículos más limpios, entre ellos, minibuses eléctricos
  • Infraestructura para la carga de flotas de vehículos eléctricos
  • Sistemas integrados de venta de billetes e información en tiempo real

En todo el mundo, una recuperación verde significa más puestos de trabajo, tanto directamente a través de sistemas de transporte ampliados como indirectamente mediante la generación de oportunidades económicas y educativas, más equidad social, más protecciones climáticas y una mejor salud pública para todos.

Acerca de la Federación Internacional de los Trabajadores del Transporte:

La Federación Internacional de los Trabajadores del Transporte (ITF) es una federación democrática, dirigida por sus afiliados y reconocida como la principal autoridad de transporte del mundo. Luchamos apasionadamente para mejorar la vida de los trabajadores, al conectar a sindicatos de 147 países para garantizar derechos, igualdad y justicia para sus miembros. Somos la voz de casi 20 millones de mujeres y hombres trabajadores del sector del transporte en todo el mundo.

 Acerca de C40 Cities:

C40 Cities es una red de casi 100 alcaldes de las principales ciudades del mundo que están trabajando para implementar las medidas urgentes que se necesitan para hacer frente a la crisis climática y crear un futuro en el que todos puedan prosperar, en todas partes. Los alcaldes del C40 Cities se han comprometido a utilizar un enfoque basado en la ciencia y centrado en las personas para ayudar al mundo a limitar el calentamiento global a 1,5 °C y construir comunidades sanas, equitativas y resilientes. A través de un Green New Deal mundial, los alcaldes trabajan junto a una amplia coalición de representantes de trabajadores, de empresarios, del movimiento de jóvenes en defensa del clima y de la sociedad civil para lograr mayores avances, y más rápido que nunca. El presidente actual del C40 es el alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, y Michael R. Bloomberg, que cumplió tres mandatos como alcalde de la ciudad de Nueva York, es el presidente de la Junta. La labor del C40 es posible gracias a nuestros tres patrocinadores estratégicos: Bloomberg Philanthropies, Children's Investment Fund Foundation (CIFF) y Realdania.

Para obtener más información acerca del trabajo del C40 y de las ciudades que lo integran, visite nuestro sitio web, o síganos en Twitter, Instagram, Facebook y LinkedIn.