Saltar al contenido principal

La familia de la ITF logra la liberación de la tripulación de un buque cisterna en Irán

24 Feb 2021

Más de una docena de marinos de Corea del Sur, Myanmar, Vietnam e Indonesia regresan a casa tras ser liberados por las autoridades iraníes, gracias a la ayuda en las negociaciones de la Federación Internacional de los Trabajadores del Transporte (ITF) y su sindicato afiliado en Irán.

La Guardia Revolucionaria de Irán capturó el buque cisterna con pabellón surcoreano MT Hankuk Chemi el pasado 4 de enero en el estrecho de Ormuz. La tripulación retenida estaba compuesta por cinco marinos de Corea del Sur, once de Myanmar, dos de Vietnam y otros dos de Indonesia.

La Federación de Sindicatos Marítimos de Corea (FKSU) se puso en contacto con la ITF para solicitar la solidaridad y el respaldo de esta familia sindical para con los retenidos.

La intervención de los sindicatos del transporte facilitó la liberación de la tripulación internacional del buque MT Hankuk Chemi / Foto: ITF

No es la primera vez que la ITF participa en negociaciones para la liberación de gente de mar atrapada en conflictos diplomáticos en la región; en 2019, la federación intervino tras la retención por parte de las autoridades de Arabia Saudí de los marinos a bordo del buque Happiness 1, de pabellón iraní.

Tras el incidente con el Hankuk Chemi, el coordinador de la Red del Mundo Árabe e Irán de la ITF, Mohamed Arrachedi, se puso en contacto de inmediato con el Sindicato de Marinos Mercantes de Irán (IMMS), afiliado a la ITF, al que solicitó toda la ayuda que pudiera prestar a los marinos.

Tras grandes esfuerzos, las autoridades marítimas de Irán concedieron permiso al IMMS para visitar el buque y comprobar que la tripulación se encontraba en buen estado. El pasado 8 de febrero, la tripulación recibió la visita de un representante del IMMS y de uno de los contactos de la ITF en Irán, que venían a comprobar en qué estado se encontraban. Los acompañaban agentes de la Organización Marítima y Portuaria de Irán.

Los responsables del IMMS preguntaron a la tripulación si existía alguna cuestión que exigiera su atención. También revisaron las provisiones del buque, las instalaciones para el alojamiento y los medios de los que disponían los marinos para comunicarse con sus familias. Al no encontrar problemas graves, procedieron con una inspección rutinaria de los servicios médicos y la documentación salarial, a fin de asegurarse de que el buque se ajustaba a la normativa internacional. El IMMS declaró no haber detectado ningún problema urgente.

Los representantes del IMMS y de la ITF también aprovecharon para trasladar a la tripulación mensajes de solidaridad de parte del sindicato y la federación.

Tras esta visita se celebró en la oficina del puerto de Bahonar una reunión a la que acudieron el equipo del IMMS, el cónsul de la República de Corea y la Organización Marítima y Portuaria de Irán para analizar la situación y decidir cuáles serían los siguientes pasos para liberar a la tripulación.

Poco después de la reunión, el ministro de Exteriores de la República Islámica de Irán emitió un comunicado para informar que, salvo el capitán, el resto de la tripulación podría salir del país. El IMMS propuso que la tripulación fuera relevada por marinos iraníes, de modo que pudiera procederse lo antes posible a la repatriación.

Poco después, la tripulación abandonó el puerto con destino a casa.

La FKSU y la ITF agradecen sinceramente la muestra de solidaridad del IMMS con la tripulación del MT Hankuk Chemi. Los sindicatos sostienen que el ejemplo de este buque y su tripulación demuestra la fortaleza de la familia de la ITF y nuestra capacidad para ayudar en los rescates de tripulaciones en todos los rincones del mundo, algo que no sería posible sin el trabajo constante de sindicatos afiliados como el IMMS.