Saltar al contenido principal

Declaración de la ITF en relación con el asesinato de Leonardo Escala, dirigente del sindicato de ICTSI

11 Feb 2021

La Federación Internacional de los Trabajadores del Transporte (ITF) se declara consternada e indignada por el asesinato de Leonardo Escala, presidente del sindicato Nagkakaisang Manggagawa sa Pantalan Incorporated (NMPI)-ICTSI, que representa a los trabajadores portuarios de la terminal de ICTSI en Manila.

Los asesinos dispararon varias veces sobre Leonardo Escala y su sobrina, de cuatro años de edad, alrededor de las 19:20 horas del pasado domingo 7 de febrero en el exterior de la casa del dirigente, en el distrito manileño de Tondo. Los asesinos huyeron en escúteres, y, una hora más tarde, Escala falleció en el hospital, donde su sobrina sigue en tratamiento por los disparos que recibió en la espalda.

El presidente de la Sección Portuaria de la ITF y del conjunto de la federación, Paddy Crumlin, considera que debe caer todo el peso de la ley sobre los autores del asesinato de Escala.

“Estamos hablando del asesinato de un dirigente sindical ante los ojos de todos en la casa donde reside con su familia. Parece que el motivo del asesinato de Leonardo Escala no es otro que haberse atrevido a defender a los trabajadores y a su sindicato y colaborar para que se organicen y consigan un futuro mejor. Desde la ITF nos solidarizamos con los miembros del NMPI-ICTSI”, afirma Crumlin.

“Condenamos el cobarde asesinato de Leonardo Escala y los disparos sobre su sobrina de cuatro años. Transmitimos nuestras condolencias a su familia y seres queridos en estos tristes momentos, así como el más sentido pésame por parte de la familia de la ITF en todo el mundo, que no acaba de creerse que haya tenido lugar un acto terrorista de estas características.

“Instamos a las autoridades a que identifiquen lo antes posible a los responsables de este crimen atroz para que comparezcan ante la justicia sin demora. Resulta imperioso que el Gobierno filipino tome de inmediato las medidas pertinentes para que se haga justicia con Leonardo y su familia.

“Las fuerzas del orden locales y nacionales deben replantearse con carácter urgente la forma en que protegen a estos trabajadores y sus líderes sindicales para evitar nuevos ataques, combatir la impunidad y promover un entorno sin violencia, intimidación o miedo, donde se pueda ejercer plenamente la libertad de asociación”, añade Crumlin.

Ante este asesinato, y habida cuenta del elevado número de decisiones y observaciones de la OIT relacionadas con asesinatos extrajudiciales de sindicalistas en Filipinas, la ITF reitera el llamamiento al Gobierno filipino para que acepte una misión tripartita de alto nivel de la OIT lo antes posible.

El Índice Global de los Derechos de 2020 de la Confederación Sindical Internacional (CSI) incluye a Filipinas en su lista de los peores países para los trabajadores, por el riesgo que corren los sindicalistas de ser víctimas de violencia, intimidación y asesinato. El fallecimiento de Leonardo Escala eleva a al menos 44 las muertes por asesinato de defensores de los derechos de los trabajadores bajo el Gobierno de Duterte.

“Ser un sindicalista no es ningún delito. Todos los trabajadores y trabajadoras tienen derecho a crear y unirse a sindicatos, independientemente de donde vivan. Leonardo Escala ayudaba a sus compañeros portuarios a conseguir ese derecho; al parecer, ha pagado su liderazgo con un asesinato a sangre fría. No podemos permitir que prevalezcan la violencia y la represión. Reclamamos justicia”, proclama la secretaria general de la CSI, Sharan Burrow.