Saltar al contenido principal

Un informe pone al descubierto la inseguridad en XPO, debido a su respuesta frente al COVID-19, y sus abusos a trabajadores en todo el mundo

09 Oct 2020
Nota de prensa

Los trabajadores y las trabajadoras de XPO Logistics denuncian condiciones laborales inseguras, robo de salarios, clasificación profesional errónea y respuesta peligrosa frente a la pandemia, en este informe, que analiza las operaciones de la multinacional en más de seis países.

XPO Logistics, una importante compañía logística en la que Amazon, IKEA, Nestlé, Walmart y otros populares minoristas han confiado para responder a sus clientes de todo el mundo durante la pandemia de COVID-19, pone en riesgo a sus trabajadores de todo el mundo de contraer y propagar el virus, según el nuevo informe publicado hoy por una coalición internacional de grupos representantes de trabajadores.

XPO Logistics se presenta como líder mundial de servicios de transporte, logística y entrega de última milla. Ofrece estos servicios a compañías tan importantes a nivel internacional como Amazon, ASOS, Coca-Cola, Home Depot, IKEA, Nestlé, Peloton, Starbucks, Target, Verizon y Walmart. XPO opera en 30 países y cuenta con más de 97 000 empleados y empleadas y 1506 almacenes logísticos. XPO reportó más de 16 000 millones de dólares en ingresos totales en 2019, y su multimillonario CEO, Bradley Jacobs, ganó 26 millones de dólares ese mismo año.

Este informe es el primero en examinar cómo trata esta compañía logística a sus miles de trabajadores y trabajadoras en el mundo entero. Además de poner al descubierto las negligencias de la empresa en su respuesta al COVID-19 y los brotes letales que se dan en sus centros, el informe detalla otros problemas graves a los que se enfrenta su personal: robo de salarios y explotación, entornos laborales peligrosos donde se vulneran las normas de salud y seguridad, discriminación por motivo de género y embarazo, acoso sexual y drásticas tácticas antisindicales.

“Muertes. Discriminación. Robo de salarios. Acoso sexual. Violaciones de las normas de salud y seguridad. Exposición al COVID-19. La lista de acusaciones a las que tiene que responder XPO, desde países de todo el mundo, es inacabable”, afirma Stephen Cotton, secretario general de la Federación Internacional de los Trabajadores del Transporte (ITF).

“XPO puede pasar desapercibida, pero es necesario poner al descubierto sus múltiples abusos de los derechos humanos. Los trabajadores de XPO lo están arriesgando todo durante la pandemia sin apenas apoyo de los ejecutivos de la compañía, que se están enriqueciendo a costa de su trabajo. Como comunidad sindical mundial, consideramos responsables a XPO y a sus clientes de la salud y la seguridad de sus trabajadores”, afirma Cotton.

La familia sindical mundial de XPO –compuesta por la Federación Internacional de los Trabajadores del Transporte (ITF), la Federación Europea de los Trabajadores del Transporte (ETF) y los sindicatos representantes de los trabajadores y trabajadoras en los países donde XPO tiene sus mayores operaciones– elaboró este informe luego de años intentando colaborar con XPO para mejorar sus condiciones laborales y ante la alarma que suscitó la falta de protección de los trabajadores de XPO durante la pandemia. El informe se basa en encuestas y entrevistas con los empleados, en la información financiera de la empresa y en noticias de prensa.

 

Resumen de las principales conclusiones

Pésima respuesta al COVID-19

Muchas marcas conocidas que permiten que la población permanezca en casa segura y cómoda están expuestas al escrutinio público por su respuesta al COVID-19. Sin embargo, XPO, cuyos trabajadores y trabajadoras son esenciales para mantener a dichas empresas a pleno rendimiento, ha pasado inadvertida, a pesar de que estaba poniendo en riesgo a sus empleados. Hemos recopilado testimonios de empleados y empleadas de numerosos países, que denuncian falta de acceso adecuado a los equipos de protección personal y de medidas básicas de limpieza y distanciamiento social.

  • En el Reino Unido, los trabajadores estaban "aterrorizados" después de que XPO se negara a poner en cuarentena uno de sus almacenes, ubicado en Swindon, donde 64 trabajadores dieron positivo de COVID-19, el pasado mes de julio. El 98 % de los empleados encuestados del almacén de XPO/ASOS en Barnsley, que cuenta con una plantilla de 4000 personas, afirmaron sentirse inseguros en el trabajo. Sólo después de que nueve trabajadores dieran positivo en las pruebas de COVID-19 en mayo, XPO se decidió a cerrar el almacén para someterlo a una limpieza profunda.   
  • Una empleada del almacén de XPO en Fleury-Mérogis, Francia, murió de COVID-19, dejando atrás marido y dos hijos. Los trabajadores y trabajadoras de este centro se negaron a trabajar en marzo, para expresar su preocupación por la falta de equipos de protección personal adecuados y exigieron a la empresa que garantice el distanciamiento físico. Esta negativa de sus trabajadores a trabajar en esas condiciones obligó a la compañía a introducir controles de temperatura y a aumentar la limpieza. En mayo, XPO abonó al marido de la empleada fallecida 15 000 euros. Él lo considera un intento de comprar su silencio.       
  • En los EE. UU., el 60 % de los participantes de una encuesta nacional entre los empleados de XPO dijeron sentirse inseguros en el trabajo. Los conductores de camiones de un almacén de XPO en Kansas City fueron portada de los periódicos, en abril, al plantear preocupaciones sobre la falta de limpieza de los equipos compartidos, como camiones y carretillas elevadoras, y la falta de distanciamiento social en las salas de descanso de la empresa.

“Incluso luego de que nuestro gerente diera positivo en el test de COVID-19, no nos tomaban la temperatura al entrar por la mañana. Tampoco es obligatorio el uso de mascarillas y no tenemos productos de limpieza para desinfectar los camiones compartidos”, denunció Bryon Wilkinson, un conductor de camiones de XPO, con sede en Pennsylvania, que se encarga de los envíos de mercancías para Walmart y Sam's Club. “Temo contraer el COVID-19 cada vez que subo a mi camión, sobre todo porque mi esposa trabaja en un asilo y yo soy de alto riesgo. Los paquetes de Amazon Prime les llegan a casa a tiempo y Walmart puede venderles papel higiénico y desinfectante de manos gracias a los trabajadores de XPO. Mientras nosotros repartimos los productos para ayudar a la gente a superar esta crisis, XPO no puede ofrecer protecciones básicas a quienes lo arriesgamos todo”.  

 

El robo de salarios y la explotación laboral a través de la clasificación profesional errónea de sus trabajadores

La clasificación errónea de los camioneros en XPO está muy extendida en los EE. UU. y Europa.

  • En California, donde la práctica de clasificar erróneamente a los camioneros empleados por XPO está muy extendida, la empresa utiliza una app telefónica para que los camioneros pujen por conseguir trabajo y los clasifica como autónomos subconratados, emulando el modelo de negocio que aplican las plataformas Uber y Lyft. Los camioneros clasificados erróneamente como contratistas independientes luchan por no caer en la pobreza extrema y la falta de vivienda debido a las políticas de la empresa. No pueden acceder a una licencia por enfermedad retribuida, ni a cobertura médica u otras protecciones básicas que son particularmente importantes durante la pandemia. Los conductores denuncian que, si enferman, les rescinden sus contratos y les despiden.
  • En Europa, XPO explota a los trabajadores y elude cumplir las leyes que obligan a pagar un salario mínimo recurriendo a una estratagema de subcontrataciones. A modo de ejemplo: una compañía le encarga a XPO que transporte sus mercancías entre Francia y el Reino Unido. XPO procede a subcontratar el servicio a un subcontratista francés y este, a su vez, subcontrata a una empresa de Europa Oriental, que emplea a un camionero. Este camionero recibe un salario propio de, por ejemplo, Lituania a pesar de que se el servicio de transporte de mercancías se realiza desde Francia al Reino Unido. Por consiguiente, estos camioneros se ven obligados a vivir en sus camiones durante meses, ya que carecen de dinero y su empleador ignora sus ruegos de volver a casa.
     
  • Un camionero ruso atestigua en el informe que trabajaba para una empresa lituana subcontratada por XPO. Afirma que sólo recibía 50 euros al día, a pesar de conducir su camión solo en Francia y de haber recibido de su empleador un documento francés fraudulento en el que se afirmaba que ganaba 10,3 euros por hora. Este camionero, y otros de la red de subcontratistas de XPO, pasan en la carretera muchos meses viviendo y durmiendo en las cabinas de sus camiones –ilegalmente y porque no les queda más remedio debido a lo poco que ganan–.

 

Las infracciones de las normas de salud y seguridad crean entornos de trabajo peligrosos

En los EE. UU., al menos tres trabajadores de XPO murieron mientras trabajaban después de sufrir incidentes estremecedores. En Europa ha habido numerosas quejas sobre las terribles condiciones laborales del personal de almacén y los camioneros.

  • En 2017, Linda Neal, una empleada de XPO en Verizon, Memphis,  falleció de un paro cardíaco en el piso del almacén. Los trabajadores de ese centro se habían quejado repetidamente del exceso de calor y de las horrendas condiciones laborales que soportaban.
  • En 2018, en Buffalo (Nueva York), las autoridades normativas federales impusieron a XPO la máxima sanción permitida por la ley después de que dos trabajadores fallecieran aplastados bajo más de 3629 kg de material para encimeras de cocinas.
  • Los trabajadores de un almacén de XPO/ASOS en el Reino Unido se quejaron de que limitaban el tiempo de sus pausas para ir al baño, realizaban controles de seguridad invasivos y les imponían agotadores objetivos de producción.
  • Los empleados de XPO en un almacén de Guadalajara, España, expresan en el informe que se sentían inseguros en su trabajo por varias razones, sobre todo por el mal estado de la maquinaria y del almacén, porque la empresa no les proporciona la formación adecuada en materia de salud y seguridad y porque, cuando identifican peligros de seguridad, la empresa no tomaba medidas para solucionarlos.

 

Una desmesurada discriminación por embarazo, discriminación de género y acoso sexual

XPO permite una cultura laboral tóxica generalizada en la que existe la discriminación por motivo género y embarazo y el acoso sexual.

  • En un artículo publicado en The New York Times en 2018, aparecieron numerosos testimonios de mujeres que habían sufrido abortos y fueron sometidas a una discriminación despiadada estando embarazadas, en un almacén de XPO/Verizon, en Memphis. Una de las mujeres cuenta que su supervisor le dijo que abortara. Cuando se quejaron por la falta de aire acondicionado y las altas temperaturas en las que trabajaban en el almacén, y pidieron tareas que implicaran cargar menos peso, la compañía se negó a introducir cambios.
  • Según un informe elaborado por FeSMC-UGT (España), las mujeres que trabajan en los almacenes de XPO en Guadalajara ganan menos que los hombres y no tienen las mismas oportunidades de ascenso que ellos, y que a las mujeres embarazadas no les renuevan sus contratos de trabajo temporales.
  • En Italia, XPO no presentó el informe sobre igualdad al que la obliga la ley.
  • En el Reino Unido, el informe de XPO sobre la brecha salarial de género correspondiente a 2019 reconoce que se ha registrado un aumento importante de la brecha salarial de género en las operaciones de la cadena de suministro y de transporte a granel de la compañía, diferencia que en este último caso llega al 29 %.

 

Tácticas antisindicales generalizadas

XPO Logistics mantiene una postura antisindical agresiva en los Estados Unidos. En España, el personal afiliado a sindicatos es discriminado y, en Suiza, se le ha negado el derecho legal a la negociación colectiva:

  • Según Lafe Solomon, ex consejero general interino de la Junta Nacional de Relaciones Laborales (NLRB), entre 2014 y 2018, en los EE. UU., los trabajadores han presentado ante la NLRB un total de 120 demandas contra XPO por prácticas laborales desleales. En el informe que elaboró en 2018, Lafe Solomon afirma que dichas demandas por prácticas laborales desleales acusan a XPO de violar la Ley Nacional de Relaciones Laborales. 
  • En Estados Unidos, en cuatro almacenes en los que los trabajadores y trabajadoras habían votado a favor de crear un sindicato, XPO retuvo ilícitamente los incrementos salariales anuales, mientras que se los concedió a los empleados no sindicalizados de otros centros. XPO acabó pagando más de 500 000 dólares en salarios atrasados a estos trabajadores.
  • Según indican los trabajadores y trabajadoras sindicados en España, XPO no les tiene en cuenta a la hora de conceder ascensos profesionales, les mantiene con contratos precarios (en lugar de hacerles indefinidos) y les limita las horas de trabajo.
  • En Suiza, la empresa se negó a reunirse y negociar con los representantes sindicales la participación de los trabajadores y trabajadoras en la negociación colectiva, hasta que el personal se declaró en huelga durante tres semanas.  

 

Un plan para detener el abuso desenfrenado de los trabajadores

Los autores del informe esbozan qué medidas puede tomar XPO para garantizar un entorno laboral seguro a sus empleados y empleadas y cómo establecer nuevas normas de seguridad para la industria logística durante la pandemia de COVID-19. Se insta a XPO a:

  • Responder a las invitaciones para reunirse con la familia sindical mundial de XPO para debatir, negociar y establecer protocolos laborales para proteger los derechos de los trabajadores a nivel mundial, incluido un acuerdo para estudiar, diseñar e implementar planes de acción en materia de género, que garanticen la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres que trabajan en XPO.
  • Establecer con los sindicatos un foro mundial de salud y seguridad, para formar grupos de trabajo conjuntos que apoyen a los trabajadores durante la crisis de COVID-19 y otras cuestiones graves de salud y seguridad;
  • Garantizar protecciones adecuadas, como el ajuste de los horarios de trabajo, sin pérdida salarial para los trabajadores vulnerables y en situación de riesgo;
  • Dialogar de buena fe con los sindicatos locales en todos los países en los que opera y poner fin a su cultura antisindical.

Para más información, contacten con: +44 (0)7770 728 229, o media@itf.org.uk

La familia sindical global de XPO está dirigida por la Federación Internacional de Trabajadores del Transporte (ITF) y la Federación Europea de Trabajadores del Transporte (ETF) e incluye sindicatos que representan a los trabajadores de los países en los que XPO tiene sus mayores operaciones. Entre los miembros de la red figuran: ABVV-BTB; ACV-CSC Transcom; CGT Transportes; FeSMC-UGT; FGTE-CFDT; GMB; la Hermandad Internacional Teamsters; Uiltrasporti; Unia; Unite the Unite; y UNSA Transport.

La Federación Internacional de los Trabajadores del Transporte (ITF) es una federación sindical mundial democrática, compuesta por cerca de 700 sindicatos de trabajadores y trabajadoras del transporte que representan a unos 20 millones de trabajadores y trabajadoras en 150 países. La ITF trabaja para mejorar la vida del personal del transporte en todo el mundo, fomentando y organizando la solidaridad internacional entre su red de sindicatos afiliados. La ITF representa los intereses de los sindicatos de los trabajadores y las trabajadoras del transporte ante las instancias que adoptan las decisiones que afectan a los puestos de trabajo, las condiciones laborales y la seguridad en el sector del transporte.