Saltar al contenido principal

El informe “Robbed at Sea” revela el robo sistemático de salarios que sufre la gente de mar en toda la cadena de suministro australiana

29 Sep 2022
Nota de prensa

Los sindicatos marítimos han tildado de vergüenza nacional el impactante robo sistemático de salarios de la gente de mar a bordo de buques de carga internacionales que llevan a cabo su actividad comercial en aguas australianas.

Las revelaciones se incluyen en el informe sobre los robos en el mar Robbed at Sea del Centro para el Trabajo Futuro del Instituto de Australia, donde se examinan datos recogidos durante diez años por el Cuerpo de Inspectores/as de la Federación Internacional de los Trabajadores del Transporte (ITF) en Australia, que realizó casi 5000 inspecciones en los puertos australianos entre 2012 y 2022.

La ITF determinó que el 70 % de los buques que transportan las importaciones y exportaciones de las que depende la economía no cumplía las normas mínimas internacionales en materia de pago de salarios, con lo que las órdenes de recuperación resultantes ascendieron a un total de 38 millones de dólares durante ese período.

Los beneficios, antepuestos a la humanidad

“Las compañías navieras internacionales obtienen beneficios exorbitantes a fuerza de aprovecharse de los trabajadores y las trabajadoras invisibles, y a menudo vulnerables, que están a bordo de buques registrados bajo bandera de conveniencia con condiciones que no respetan las normas laborales mínimas”, señaló Paddy Crumlin, secretario nacional del Sindicato Marítimo de Australia (MUA) y presidente de la ITF.

La gente de mar de los buques registrados bajo una bandera de conveniencia normalmente provienen de países en desarrollo donde se pagan salarios bajos y que tienen una capacidad limitada para evitar la explotación por parte de los armadores, contratistas y subcontratistas con poca ética. Se necesitan normas estrictas en los países portuarios (como Australia) para proteger a este personal vulnerable.

Sin embargo, en el informe del Instituto de Australia se identifican varias lagunas y deficiencias en la aplicación de la ley que permiten a los armadores explotar habitualmente a esta gente de mar, incluso al entregar la carga entre puertos australianos.

El coordinador de la ITF en Australia, Ian Bray, dijo que las recuperaciones y las revelaciones recogidas en el informe son solamente la punta del iceberg.

“El robo de salarios del personal suele indicar cuestiones más graves y abusos de mayor magnitud.  Si un jefe está dispuesto a quedarse sistemáticamente con los salarios de su tripulación, seguro que se estarán cometiendo otros fraudes”, declaró Bray.

“Aunque el robo endémico de salarios en el sector marítimo internacional es un problema gravísimo, existe una clara falta de conexión entre las distintas agencias reguladoras, como la Autoridad de Seguridad Marítima de Australia, el defensor del trabajo equitativo y las diversas autoridades portuarias, en lo que se refiere a velar por la aplicación de las normas sobre el trabajo marítimo.  Esperamos que la situación se solucione rápidamente para que estos abusos se puedan identificar, detener y evitar”, añadió Bray.  

Bray señaló que los organismos del Gobierno federal, que tienen la autoridad y la responsabilidad de tomar medidas contra las infracciones de las leyes laborales, deben coordinarse para abordar las cuestiones identificadas en el informe.

La economía de Australia depende del robo endémico de salarios

Dado que más del 90 % de las importaciones y exportaciones australianas se realizan por mar, no hay ningún ámbito de la economía australiana que no se vea afectado por el sector marítimo internacional.

“La explotación y el maltrato de estos trabajadores y trabajadoras por parte de las compañías navieras internacionales deberían ser una gran preocupación para cada negocio y consumidor australiano”, señaló Crumlin. “El robo sistemático de salarios de la gente de mar y el maltrato de una fuerza laboral vulnerable e invisible son una vergüenza para los valores de justicia y decencia en el trabajo que hemos declarado”.
 

En el informe se formulan diez recomendaciones específicas con el objeto de reducir la incidencia del robo de salarios a la gente de mar internacional en aguas australianas. Entre ellas figuran paliar una laguna jurídica actual que permite a los buques registrados en el extranjero realizar dos viajes entre puertos australianos sin tener que respetar la Ley de Trabajo Justo o cumplir las condiciones estipuladas por el “Seagoing Industry Award”, así como ampliar los recursos destinados a la inspección de la Autoridad de Seguridad Marítima de Australia y el defensor del trabajo equitativo con el fin de garantizar un mayor cumplimiento de las normas existentes.

Un sector marítimo australiano revitalizado mejorará las condiciones

En este contexto, el nuevo compromiso asumido por el Gobierno federal en materia de trabajo de crear una flota estratégica de buques con bandera y tripulación australianas mejorará lógicamente las condiciones de toda la gente de mar que visite los puertos de Australia.

“El mal comportamiento y el abuso sistemáticos por parte de estas compañías ponen de manifiesto lo imperiosa que se ha vuelto la necesidad de intervenir”, declaró Crumlin.  “La ITF ha velado por el cumplimiento de las normas marítimas internacionales de este país en un marco de intransigencia y desinterés por parte del anterior Gobierno liberal, y en un contexto de desinformación y confusión creado por representantes de RR. PP. del sector, como los de Shipping Australia Limited”.

Esta semana, Shipping Australia Limited, que representa a armadores internacionales que operan en Australia, continuó sus críticas a un sector marítimo australiano revitalizado, y revelaba que su verdadero interés radica en silenciar los abusos en el sector en lugar de en coordinarse con el Gobierno y los sindicatos para mejorar las condiciones.

 “En vez de difundir noticias falsas para proteger lo que considera su interés comercial, el sector debe hacer más para erradicar el robo de salarios. El reciente comentario del grupo de cabildeo denominado Shipping Australia Limited contra la propuesta del Gobierno de crear una flota estratégica es tan solo otro acto irritante y desafiante de oposición a mejorar las condiciones de la gente de mar que se ponen de relieve en este informe en los términos más duros”, afirmó Crumlin.

Entre las recomendaciones formuladas en el informe figuran:

  • Paliar una laguna jurídica actual que permite a los buques registrados en el extranjero realizar dos viajes entre puertos australianos sin tener que respetar la Ley de Trabajo Justo o cumplir las condiciones estipuladas por el “Seagoing Industry Award”.
  • Ampliar los recursos destinados a la inspección de la Autoridad de Seguridad Marítima de Australia y el defensor del trabajo equitativo con el fin de garantizar un mayor cumplimiento de las normas existentes.

Notas para redactores

El informe Robbed at Sea: Endemic Wage Theft from Seafarers in Australian Waters [Robos en el mar: el robo endémico de salarios a la gente de mar en aguas australianas] se ha elaborado con la colaboración del cuerpo australiano de inspectores/as marítimos de la Federación Internacional de los Trabajadores del Transporte.

Se va a publicar para conmemorar el Día Marítimo Mundial (jueves, 29 de septiembre), que cada año representa una oportunidad para generar conciencia sobre los riesgos y la explotación que afronta la gente de mar internacional.