Saltar al contenido principal

La lucha en defensa de los marinos australianos se extiende por todo el mundo

15 Feb 2019
La lucha en defensa de los marinos australianos se está extendiendo a nivel internacional; los sindicatos canadienses se unieron hoy para concentrarse en solidaridad y apoyo a sus colegas australianos que luchan por la puesta en marcha en su país de una legislación que proteja sus puestos de trabajo.

A raíz de los recientes  despidos  de marinos australianos por parte de BHP y de BlueScope que el gobierno de Morrison facilitó, los trabajadores y trabajadoras y la Unión Marítima Australiana han montado una carpa en los jardines que rodean el Parlamento de Canberra con el lema ‘Salvar los puestos de trabajo de los marinos australianos’.

Los marinos y trabajadores/as portuarios canadienses hicieron un llamamiento colectivo al gobierno australiano para que promulgue una legislación en materia de cabotaje que garantice protección a los trabajadores y trabajadoras marítimos nacionales cuando trabajan en aguas nacionales; el llamamiento fue trasmitido en directo a la concurrencia de Canberra desde las concentraciones que se estaban celebrando por todo el territorio canadiense.
 
 “La manifestación de hoy muestra lo fuerte que se encuentra la gente de mar de todo el mundo”, manifestó James Given, presidente del Grupo de Trabajo de Cabotaje de la ITF y presidente del Sindicato Internacional de Gente de Mar (SIU de Canadá). “Ya sea  desde Australia, Canadá o cualquier otro lugar, somos compañeros y compañeras del mar, y luchamos para proteger a los nuestros”.

“Hoy nos reunimos con el Alto Comisionado australiano y les trasladamos un claro mensaje para su gobierno: aguas australianas, puestos de trabajo australianos. El mundo nos observa, ya  no solo se trata de Australia, ahora se trata de nuestro litoral y vamos a trasmitirlo por todo el mundo” señaló Given.

El SIU de Canadá a quien se unió la ILA y CUPE 375 en la costa este, e ILWU Canadá en la costa oeste, se manifestó  en Toronto, Ottawa y Vancouver  para ofrecer su apoyo a la gente de mar australiana. Junto a las protestas hubo concentraciones en  Canberra, Melbourne y Port Kembla.  Los sindicatos canadienses hicieron un llamamiento colectivo al gobierno australiano para que promulgue una legislación en materia de cabotaje que garantice la protección de los trabajadores y trabajadoras marítimos nacionales.

El mes pasado, 80 marinos y marinas australianos fueron despedidos sin previo aviso de dos embarcaciones que transportaban mineral de hierro desde Port Hedland en el Oeste de Australia a plantas siderúrgicas de Port Kembla, con el fin de favorecer una mano de obra extranjera más barata. Sin legislación en materia de cabotaje, estas prácticas son perfectamente legales, y a los trabajadores y trabajadoras marítimos les preocupa que los despidos continúen.

En enero, una delegación de Australia visitó Canadá para informarse sobre su política marítima nacional, que está considerada como una de las mejores del mundo. La desafortunada situación de Australia demuestra la importancia que tiene garantizar la protección de esta legislación en todo el mundo.

“Los canadienses se acaban de reunir con el Alto Comisionado australiano (en Canadá) y les han trasladado un mensaje alto y claro: esta es una lucha internacional y la gente de mar de todo el mundo se está uniendo para alzarse y luchar por su derecho a trabajar en sus propias industrias nacionales. Hoy estamos aquí en Canberra con el propósito de enviar ese mensaje alto y claro a los políticos y al gobierno de Morrison, que son los responsables de los despidos de estos trabajadores y trabajadoras que están detrás de mí, junto con BHP y BlueScope”, manifestó Warren Smith, secretario adjunto nacional de la MUA. 

“BHP y BlueScope han  invertido en zonas en las que no se pagan impuestos, en las que no existen derechos legales, en las que no existen derechos laborales…  Nosotros también luchamos por esos trabajadores y trabajadoras, y por su derecho a trabajar en su propio país, en sus propias navieras, en sus propias carreteras, con sus propios camiones, en sus propias fábricas. No se trata de un sentimiento nacionalista, se trata del derecho de los australianos, de todos los australianos, a ser reconocidos y respetados por ser quienes crearon la riqueza de este país”, señaló Paddy Crumlin, presidente de la ITF y secretario nacional de la MUA.

“Este es un punto de inflexión para nosotros en este país. Queremos construir un país justo, un país que haga cosas, un país en el que las grandes corporaciones… asuman sus responsabilidades, un país con empleo de pleno derecho, con salud universal. Y eso solamente lo podrán conseguir los hombres trabajadores y las mujeres trabajadoras”, manifestó Crumlin.

Publicar un nuevo comentario

Restricted HTML

  • Allowed HTML tags: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Lines and paragraphs break automatically.
  • Web page addresses and email addresses turn into links automatically.