Huelga general en Israel: El personal del transporte paraliza el aeropuerto

Trabajadores y trabajadoras de todos los sectores de la economía israelí paralizaron gran parte del país el 17 de diciembre, en una huelga convocada como protesta contra el despido de 14 000 personas en Israel y el resto del mundo, anunciado por la multinacional farmacéutica Teva.

Un gran número de empleados del sector público y privado —entre ellos personal del transporte aéreo y portuario— secundaron la huelga general de cuatro horas. El aeropuerto Ben Gurion de Tel Aviv tuvo que cerrar. Oficinas del Gobierno, servicios públicos, finanzas, tecnología, educación y sector sanitario se vieron también afectados.

La confederación sindical Histadrut, afiliada a la CSI, convocó la movilización para reclamar al Gobierno que apoye a la industria israelí y frene el desempleo. Los trabajadores y trabajadoras, dicen los sindicatos, “no son sólo números en una hoja Excel”, y añaden que el Gobierno debe asignar fondos a las compañías que impulsen el empleo e inviertan en Israel, para así reducir los despidos e impedir el cierre de fábricas.

“Los despidos deben ser el último resorte, no el primero, en toda la economía pública y privada de Israel. Estamos presenciando una movilización pública masiva que está transmitiendo un mensaje claro”, afirmó el presidente de Histadrut, Avi Nissenkoren.

“En la lucha por la faceta social del Estado de Israel, estamos todos unidos y con determinación” concluyó.

 

Añada su comentario

Todos los comentarios