La ITF y la ETF dan un paso importante hacia un acuerdo justo para los trabajadores y trabajadoras de Ryanair en Alemania

El Secretario General de la ITF, Stephen Cotton, responde al anuncio de Ver.di de que ha obtenido el reconocimiento de Ryanair para representar a toda la tripulación de cabina radicada en Alemania.

Felicito a nuestro sindicato afiliado Ver.di por firmar un acuerdo de reconocimiento con Ryanair. Este es un primer paso hacia la mejora de los salarios y las condiciones del personal radicado en Alemania.

La ITF y la ETF están haciendo campaña, junto a nuestras afiliadas de la aviación civil en Europa y el norte de África, para conseguir un trato justo para las trabajadoras y los trabajadores de Ryanair. Hace tan sólo dos semanas, los tripulantes de cabina se reunieron en Dublín en la primera cumbre de tripulantes de Ryanair y elaboraron una Carta de los Tripulantes de Ryanair en la que exponían sus demandas.

Este acuerdo de reconocimiento logrado por Ver.di supone un paso más en la senda hacia una empresa mejor. El acuerdo está sujeto a la legislación alemana y no a la jurisdicción irlandesa o británica. Ello establece un importante precedente: el deber de aplicar la legislación y la jurisdicción nacionales en cada país en el que opera la aerolínea. Esta ha sido una reivindicación fundamental de los trabajadores y los sindicatos, desde el comienzo de la campaña. 

Sin embargo, el reconocimiento es sólo el principio. La compañía sigue manteniendo salarios bajos u objetivos de ventas draconianos, y tiene aún un largo camino que recorrer antes de ser considerada un empleador justo. Algo especialmente cierto esta semana, en la que Ryanair tiene prisa por firmar estos acuerdos antes de la huelga. La compañía debe demostrar que el reconocimiento es algo más que palabras escritas en una página y aporta mejoras concretas para los trabajadores y las trabajadoras.

Aunque Ryanair ha firmado acuerdos de reconocimiento prometedores con Ver.di en Alemania y Unite en el Reino Unido, deja mucho que desear en otras jurisdicciones.  Por eso nuestras afiliadas de Bélgica, Irlanda, Italia y España han tenido que recurrir a la huelga para hacer oír su voz. Esta campaña no terminará hasta que el personal de toda la red de Ryanair haya alcanzado un buen acuerdo.

Añada su comentario

Todos los comentarios