Business human rights conf
Edwin Atema se dirige al foro de la ONU

Se insta a los gobiernos a priorizar que las víctimas de la esclavitud tengan acceso a mecanismos de reparación eficaces

La ITF y sus afiliadas han abogado esta semana para que los gobiernos sitúen el acceso a mecanismos de reparación eficaces en el centro de los esfuerzos que están realizando para se haga justicia para las víctimas del tráfico ilegal de personas.

En el Foro de las Naciones Unidas sobre las Empresasy los Derechos Humanos celebrado en Ginebra del 27 al 29 de noviembre, el responsable jurídico de la ITF, Ruwan Subasinghe y Edwin Atema del sindicato FNV de los Países Bajos, afiliado a la ITF, participaron en debates clave.

El Sr. Subasinghe habló sobre mecanismos de reclamación de nivel operacional y sobre garantizar que las víctimas de la esclavitud moderna tengan acceso a mecanismos de reparación eficaces en las cadenas de suministro mundiales. Manifestó:  “La misma naturaleza de las cadenas de suministro mundiales supone un obstáculo para que se haga justicia para las víctimas de abusos corporativos de los derechos humanos en estas cadenas.

“A las organizaciones sindicales les gustaría que existiera más legislación, como la Ley de Protección a las Víctimas del Tráfico Ilegal de Personas en EE.UU., que en líneas generales autoriza a las víctimas del tráfico ilegal de personas a buscar una solución contra cualquiera que se beneficie a sabiendas de la participación en un acto de tráfico ilegal de personas o de trabajos forzosos.

“La nueva legislación también debería garantizar que se lleva a los perpetradores de delitos de trabajos forzosos a los tribunales de la jurisdicción a la que pertenece la compañía, independientemente del lugar donde se cometen los delitos.

El Sr. Atema, que ha dirigido el trabajo realizado para sacar a la luz la explotación que sufren los camioneros del Este de Europa en las cadenas de suministro de los minoristas, manifestó que estas violaciones a los derechos humanos están sucediendo bajo nuestras mismas narices en el transporte por carretera en Europa. Refiriéndose al papel de los sindicatos a la hora de ayudar a los trabajadores y trabajadoras a acceder a mecanismos de reparación eficaces, señaló que hay que escuchar a los trabajadores y trabajadoras del transporte para conseguir que se prohíba esta explotación  y les instó a involucrarse con el trabajo que se está realizando en torno a los principios rectores sobre las empresas y los derechos humanos de la ONU. La intención de estos principios es proporcionar unos valores globales acreditados para prevenir y abordar el riesgo de efectos adversos a los derechos humanos vinculados a actividades comerciales.

La ITF también está pidiendo a los estados ratificar e implementar el Protocolo de la OIT sobre el Trabajo Forzoso; y a los gobiernos respaldar un Convenio de la OIT sobre el Trabajo Decente en las Cadenas de Suministro Mundiales que se encargue de asuntos laborales en concreto, y un Tratado de la ONU vinculante sobre las Empresas Transnacionales y el impacto general que tienen en los derechos humanos.

Añada su comentario

Todos los comentarios